Quantcast

El Síndic de Greuges pide a Barcelona «resolver» el cierre de asentamientos con niños

El Síndic de Greuges de Catalunya ha pedido al Ayuntamiento de Barcelona «resolver de manera definitiva» el cierre de asentamientos de la ciudad con niños residentes, ha explicado el Síndic en un comunicado este viernes.

En 2017, el Síndic abrió una actuación de oficio después de que los medios de comunicación denunciaran que supuestamente había 61 asentamientos en la ciudad de Barcelona, con 417 personas residentes, algunas niños.

En la resolución, la institución pidió al consistorio persistir en sus actuaciones para garantizar el derecho a una vivienda digna de las familias gitanas residentes en los asentamientos de la ciudad, y también los derechos básicos de los niños que vivían en los mismos.

A partir de entonces, el Síndic inició el seguimiento del caso y una vez al año se ha dirigido al Ayuntamiento para actualizar la información sobre qué asentamientos se mantienen, cuántos niños residen en estos y supervisar así los trabajos de mejora de las condiciones materiales de vida de estos niños y sus familias.

81 ASENTAMIENTOS

Según los últimos datos, en 2021 todavía hay en Barcelona 81 asentamientos donde viven 409 personas, de las cuales 59 son niños, aunque en el último año se ha reducido «ligeramente» el número de personas que viven en ellos.

En respuesta a las peticiones de información del Síndic, el Ayuntamiento ha manifestado que todos los niños están escolarizados, tienen el seguimiento médico pediátrico al día y que hay servicios que trabajan para conseguir su vinculación al territorio, un correcto seguimiento médico y la tramitación de las ayudas sociales necesarias en cada caso.

No obstante, el Síndic ha pedido al consistorio que desarrolle las actuaciones necesarias para resolver la situación de exclusión residencial de los asentamientos con presencia de niños.

Además, ha especificado que mientras esto no sea posible haga un «seguimiento exhaustivo» de los niños que residen en ellos, con la implicación de los servicios sociales, los centros escolares y otros servicios, para garantizar que sus necesidades básicas están cubiertas.

Asimismo, ha solicitado que promueva la creación de estructuras estables de coordinación entre los diferentes servicios educativos y sociales que intervienen, para garantizar la atención integral de los niños, también durante el periodo de verano.