Quantcast

Cs cree que Sánchez actuará para favorecer a los líderes independentistas

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, cree que el Gobierno de Pedro Sánchez intervendrá para favorecer a los políticos independentistas catalanes a los que el Tribunal de Cuentas reclama 5,4 millones de euros aunque eso suponga «desprestigiar» a esta institución.

«Imagino que se darán instrucciones a la Abogacía del Estado para que diga que no existe quebranto patrimonial en todos estos hechos que, claramente, son ilícitos» respecto a «la disposición del gasto público», ha declarado en una rueda de prensa en la Cámara Baja tras participar en la Junta de Portavoces.

Sánchez asegura, «muy ufano», que no dirá a la Abogacía del Estado cómo tiene que actuar en este caso, pero «perdonen que me ría», ha manifestado al recordar que él mismo, cuando trabajaba como abogado del Estado, recibió «instrucciones muy claras y contundentes» del Ejecutivo para que modificara su escrito de acusación contra los líderes del proceso separatista de 2017 en Cataluña y le cesaron «por no cumplirlas».

Bal considera una «buena noticia» que el Tribunal de Cuentas haya determinado la responsabilidad contable inicial que se reclama a los expresidentes de la Generalitat Carles Puigdemont y Artur Mas, al exvicepresidente Oriol Junqueras y a otros 38 antiguos cargos de la Generalitat por el presunto desvío de fondos para las ‘embajadas catalanas’ y el Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat).

Significa que «en España funcionan las instituciones» y que «quien la hace la paga», ha concluido tras destacar que estos políticos emplearon dinero de los catalanes y de todos los españoles para «realizar un plan delictivo» con el objetivo de desarrollar una república catalana independiente.

En el mismo sentido, la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha señalado en Twitter que «los políticos separatistas desviaron millones de euros para hacer propaganda contra España» y «lo justo es que paguen de su bolsillo un dinero que tenía que haber ido a sanidad o educación». En cuanto al Gobierno, «debe respetar el trabajo del Tribunal de Cuentas», ha agregado.

LA ABOGACÍA DEL ESTADO Y LA FISCALÍA DEBEN ACTUAR

El portavoz parlamentario de Ciudadanos cree que tanto la Abogacía del Estado como la Fiscalía deberían iniciar un procedimiento de resarcimiento civil por el daño que causaron esas autoridades. «Si la Abogacía del Estado recibe presiones, me parecería absolutamente inconcebible e inadmisible que la Fiscalía del Tribunal de Cuentas no ejercitara la acciones en defensa del erario público», ha afirmado.

Bal ha pedido al Gobierno «pleno respeto» hacia las acciones del Tribunal de Cuentas, que, según ha subrayado, forman parte de «la actividad jurisdiccional de un órgano constitucional» que depende directamente del Congreso de los Diputados.

Por ello, ha criticado que desde el Ejecutivo hayan tratado de «quitar importancia» o «rebajar la jerarquía» de ese tribunal sugiriendo que «se trata prácticamente de un órgano administrativo sujeto a las instrucciones de la Administración».

En este contexto, ha preguntado a Sánchez si solamente pretende «indultar de sus responsabilidades económicas a sus amigos separatistas» o si hará lo mismo con Fèlix Millet y Jordi Montull, condenados a pagar más de 3,5 millones de euros por el expolio del Palau de la Música.

SÁNCHEZ ACEPTA EL «CHANTAJE» DEL INDEPENDENTISMO

Según el dirigente de Cs, el Gobierno continúa «aceptando la política de chantaje a la que se encuentra sometida España» por parte de los partidos independentistas porque Sánchez «sigue con su plan para mantenerse en la Moncloa a toda costa, sin importarle el descrédito institucional» de España y estando dispuesto a «atacar y menospreciar» al Tribunal de Cuentas.

«Esto no nos extraña porque ha sido la tónica general del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos» al llevar a cabo «ataques constantes a la independencia del poder judicial» e insistir en «vilipendiar nuestras instituciones», que son «la última barrera frente a las arbitrariedades del Gobierno y frente al fanatismo de los separatistas», ha indicado.

Bal ha advertido de que Ciudadanos está en una «ofensiva general» para proteger al Tribunal de Cuentas y el dinero público e intentar que el Ejecutivo «no sucumba ante las presiones del independentismo». Según ha señalado, ese organismo sirve«para cobrar las deudas que tienen los independentistas con todos los españoles», pero Sánchez «quiere utilizarlo para pagar las deudas que tiene con el separatismo» con el fin de mantenerse en el poder.

PIDE AL GOBIERNO QUE SE COMPROMETA A NO INTERFERIR

La formación naranja ha registrado este martes en el Congreso una batería de preguntas sobre este asunto dirigidas al Gobierno para las que solicita respuesta por escrito.

En primer lugar, quiere saber si, para «reparar el daño infligido al prestigio» de las instituciones, el Ejecutivo va a rectificar las palabras del ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y de la ministra de Igualdad, Irene Montero (Unidas Podemos). Ambos han dicho que las causas abiertas en el Tribunal de Cuentas contra políticos independentistas imputados o condenados son «piedras en el camino» del diálogo sobre Cataluña.

Unas declaraciones sobre las que Ciudadanos pregunta si son «una contraprestación a los partidos separatistas cuyos líderes han sido condenados por malversación y sedición» y si el Ejecutivo es consciente del «perjuicio» que causan al Tribunal de Cuentas, al «poner en cuestión su función e independencia» y «menoscabar la credibilidad de las instituciones españolas» y «la independencia del poder judicial».

Por último, Cs insta al Gobierno a asumir el compromiso de «no presionar, coaccionar ni sembrar dudas sobre la labor de los servidores públicos del Tribunal de Cuentas» y asegurar que no va a someterlos a sus «directrices o instrucciones, dictadas en última instancia por las formaciones separatistas que le dan apoyo parlamentario».