Quantcast

Centros piden a Educación que los fondos UE se destinen a mantener las plazas de 0-3 años privadas

La Federación Nacional de Centros de Educación Infantil (FENACEIN) rechaza que los Fondos Europeos Next Generation se destinen a la creación de plazas públicas de educación de 0 a 3 años y pide al Ministerio de Educación y FP que estos fondos se dirijan a las plazas ya existentes que, a juicio de FENACEIN, “están funcionando”.

La Federación ha elaborado un informe sobre la inversión 1 del Componente 21 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno –que canaliza los fondos que llegarán de la UE–, que recoge la creación de 65.382 plazas nuevas del Primer Ciclo de Educación Infantil de titularidad pública (prioritariamente de 1 y 2 años) en el periodo 2021-2023, destinando para ello un total de 670.990.000 millones de euros procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE.

Según la Federación, el impacto que esta medida puede tener en la red de escuelas infantiles de primer ciclo privadas puede ser “demoledor”, en términos de cierre de centros y destrucción de empleo, fundamentalmente femenino.

Además, FENACEIN recuerda la situación por la que pasa actualmente el sector. En primer lugar, recuerda que la creación de plazas de titularidad pública en la última década “sin un análisis previo y exhaustivo de las necesidades de escolarización y de las plazas vacantes en las escuelas infantiles de iniciativa social del entorno” ha provocado un trasvase de alumnado a las aulas de titularidad públicas en algunas comunidades, y “desocupación extrema en otras”.

A ello se suma la caída, en paralelo, de la tasa de natalidad, una tendencia que se va a mantener o incluso a acentuar en los próximos años, según subraya la Federación, así como las consecuencias de la crisis económica de 2008, cuyos efectos negativos han persistido en España hasta bien entrada la década de 2010, lo que también ha contribuido a “retraer la demanda y a vaciar las aulas de muchas escuelas infantiles”.

Además, también están los efectos provocados por la actual pandemia de la COVID-19, al ser la educación infantil, según FENACEIN, uno de los sectores económicos que con mayor intensidad ha sufrido los cierres y restricciones decretado con motivo de la crisis sanitaria.

“En este contexto, las escuelas infantiles de nuestro país no pueden resultar paradójicamente perjudicadas también por el uso y destino que las Administraciones Públicas españolas den a los desembolsos de dinero comunitario procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE, pensado y diseñado, precisamente, para lo contrario, es decir, para ayudar a las economías europeas en general y a los sectores más perjudicados por la pandemia en particular”, señala.

Por todo ello, la Federación propone modificar la redacción de la medida recogida como Inversión 1 del Componente 21 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, de modo que establezca la “creación de plazas del Primer Ciclo de Educación Infantil de titularidad pública en aquellos barrios y municipios con falta de plazas disponibles, incrementando la financiación pública de la red de escuelas infantiles de iniciativa social para alcanzar la gratuidad de esta etapa educativa”.