Quantcast

España no recuperará el nivel de paro previo a la pandemia al menos hasta 2026

Las cicatrices de la crisis de la Covid-19 en España seguirán reflejándose en el mercado laboral durante los próximos años, incluso después de que el PIB haya recuperado en 2023 los niveles previos a la crisis, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevén que la tasa de paro española en 2026 sea del 14,4%, aún por encima del 14,1% registrado en 2019.

Según las proyecciones de la institución internacional, la tasa de desempleo de España alcanzará este año 16,8% desde el 15,5% de 2020, para moderarse el próximo año al 15,8% y hasta el 15% en 2023 y al 14,5% un año después. De este modo, para 2024 llegaría a reducirse hasta el 14,3%, pero al año siguiente, último ejercicio del horizonte de las proyecciones del FMI, subiría una décima, hasta el 14,4%.

No obstante, a pesar de la intensidad del impacto de la crisis en España, el incremento estimado por el FMI de la tasa de desempleo no se acercará a los máximos observados durante los años posteriores a la crisis financiera, cuando el paro se disparó desde el 8,2% de 2007 hasta el 26% de 2013.

En este sentido, las previsiones del Fondo apuntan a que el número de ocupados en España no bajará de 19 millones en los próximos años, con una estimación de 19,46 millones para 2022, último año para el que el FMI realiza proyecciones al respecto, por debajo de los 19,78 millones de 2019. En el año 2020, el FMI calcula que el número de ocupados en España fue de 19,2 millones y que este año esta cifra disminuirá a 19,1 millones.

Las nuevas previsiones del FMI contemplan que la economía española crecerá en 2021 un 6,4%, después del desplome del 11% estimado por el Fondo para 2020. En los siguientes ejercicios, la institución espera que el PIB de España se expandirá un 4,7% en 2022 y un 2,8% en 2023, moderando el ritmo de crecimiento al 2,4% en 2024 y al 1,4% en cada uno de los dos años siguientes, por debajo del 1,9% del crecimiento del PIB español en 2019.

El último cuadro macroeconómico del Gobierno, publicado en octubre, estimaba una caída del PIB en 2020 del 11,2% (dos décimas más de la cifra finalmente registrada), así como un repunte de la economía en 2021 del 7,2%. El Ejecutivo tiene previsto actualizar este mes sus previsiones.

DEUDA POR ENCIMA DEL 115%

Por otro lado, las proyecciones macroeconómicas del FMI contemplan que la deuda pública no volverá a situarse al nivel anterior a la pandemia en todo el horizonte de las previsiones, puesto que la organización calcula que será del 118,4% del PIB para 2026, frente al 95,5% correspondiente a 2019.

En concreto, después de alcanzar el 117% del PIB en 2020, porcentaje que el Banco de España elevaba recientemente al máximo histórico del 120% tras la reclasificación de unidades de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el FMI espera que el dato se mantendrá durante los próximos años en niveles similares.

Asimismo, en cuanto al déficit público, las previsiones actualizadas del FMI apuntan a un desfase presupuestario negativo equivalente al 9% del PIB en 2021, después de dispararse al 11,5% el año pasado, moderándose hasta el 5,8% en 2022 y el 4,9% un año después. En los tres últimos ejercicios del cuadro, el FMI prevé que el déficit de España será del 4,3%.