Quantcast

Cómo hacer fertilizante casero para tus plantas

No todo fertilizante es saludable y no todos son los mejores, de eso hay que estar claro al momento de hacer mantenimiento a las plantas.

Aunque es más sencillo comprar fertilizantes en cualquier vivero, qué tal si te arriesgas a probar algo diferente. Hacerlo de forma orgánica, nutritivo igual y aprovechamos los residuos que hay en casa.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ELIMINAR LAS CARTUCHERAS Y TENER UNA FIGURA DE ESCÁNDALO

Si lo que deseas es armar un buen espacio con plantas, producir alimentos, hacer crecer flores de cualquier tipo y hasta tener plantas medicinales. Pues el fertilizante casero puede lograrlo. Aunque muchos son los que consideran que muy poca efectividad tiene, la verdad es que hay una infinidad de opciones.

Los fertilizantes caseros además de naturales y aportar todos los nutrientes que las plantas necesita, son bastantes económicos y muy sencillos de realizar. Así que toma nota de las opciones que te daré a continuación.

Fertilizantes y la nutrición de las plantas

Fertilizantes y la nutrición de las plantas

Se dice que todo cultivo saludables crecerá únicamente si el suelo tiene suficientes nutrientes. Así que a continuación te indicaré cuáles son los tres principales nutrientes químicos que la planta necesita y su fuente.

  • Nitrógeno (N), funciona para dar crecimiento a las hojas y tallos color verde y resistencia a plagas. Fuentes pueden ser; urea, nitrato o fosfato de amonio u otro fertilizante, desechos animales y abono verde.
  • Fósforo (P), sirve para la maduración temprana de semillas y frutos, formación de raíces, resistencia a sequías. Las fuentes pueden ser; super fosfatos, excremento de pollo, ceniza, huesos de animales pequeños.
  • Potasio ( K ), se encarga de las raíces y tallos fuertes, semillas y hojas gruesas ayuda a mover los nutrientes alrededor de las plantas. Sus fuentes son: clorhidrato de potasio,nitrato de potasio
    ceniza, majada, hojas de banano.

Algunos nutrientes químicos en el suelo son estables (fósforo) mientras que otros se pierden o se consumen muy fácilmente (nitrógeno). Por ello es que si piensas comenzar con un huerto, es necesaria la aplicación básica y suficiente de nutrientes para iniciar.

Ventajas de usar fertilizantes caseros

Ventajas de usar fertilizantes caseros

Muy pocos consideran que los fertilizantes caseros pueden hacer crecer las plantas y que estas den grandes frutos, pero la verdad es que son sumamente beneficiosos. Además que permiten aprovechas todos los residuos orgánicos, estos fertilizantes pueden:

• Aumentar la actividad microbiana del suelo.

• Recuperar la materia orgánica del suelo, mientras que favorece la retención de nutrientes y permite la fijación de carbono en el suelo. También mejora la capacidad de absorber el agua.

• Suelen necesitar menos energía para su elaboración.

Desventajas

Entre las desventajas de estos fertilizantes se destaca que pueden ser fuentes de patógenos si no están adecuadamente tratados.

¿Cómo hacerlo casero y de forma sencilla?

¿Cómo hacerlo casero y de forma sencilla?

Ahora bien, estas son las mejores opciones para hacer fertilizante casero:

  • Estiércol: no hay mejor manera de enriquecer el suelo que con estiércol. Puedes comprarlo en lugares especializados o puedes hacerlo tu mismo si tienes animales como gallinas, cabras y conejos.

Las heces de estos animales son los que tienen la tasa más alta de nitrógeno y pueden ser utilizadas directamente en la tierra.

  • Humus de lombriz: se dice que es uno de los mejores abonos que puedes usar en tus plantas. Además de sencillo es lo mejor de todo, totalmente gratuito.
  • Cáscara de plátano: funciona para aportar el potasio que necesitan las plantas. Funciona perfectamente para cultivos de zanahorias y habas. La cáscara puedes hacerla en té o tirar directamente en la tierra. Si lo haces en té puedes hacer el riego cada 15 días.
  • Recortes de hierba: otra gran opción es la hierba recortada. Esta es una fuente increíble de nutrientes y puede hacer que el césped esté más verde que nunca. Lo que debes hacer es llenar un recipiente de 20 litros con recortes de césped, o incluso con malas hierbas. Añade agua y deja reposar durante un día o dos. Luego debes diluir mezclando una taza de hierba líquida con 10 tazas de agua y aplíquela sobre la base de las plantas.
  • Granos de café: lo mejor que puedes hacer con los residuos de café es hacer fertilizante. Ya que este es una fuente de nitrógeno para el suelo sin olvidar que es rica en antioxidantes. Puedes agregar los granos en compostaje o puedes moler y esparcir directamente en el suelo.
  • Cáscara de huevo: otra de las grandes opciones para fertilizante. Se dice que tienen doble beneficio ya que se pueden usar como fertilizante o como repelente, en trozos o triturado.

Lo que debes hacer es machacar las cáscaras y rociar el polvo en la base de tus plantas, o en piezas, creando una especie de anillo en la base de la planta. Las cáscaras funcionaran como una barrera puede guardar a las plantas de los caracoles y algunas orugas.

  • Ceniza de madera: aunque usted no lo crea, la ceniza de madera es rica en potasio y en fósforo. Para poder preparar un fertilizante casero rico en fósforo es muy sencillo, solo debes recoger la ceniza de la madera quemada y diluirla en agua.