Quantcast

Qué es la kombucha

Quizás hayas escuchado de la kombucha, esta es la bebida que está de moda entre las infusiones. Este té cuenta con propiedades probióticas para esa dieta detox que tanto ansías iniciar. Pero si no conoces nada acerca de esta alternativa 100 % natural para los refrescos tradiciones, no te preocupes, con esta guía rápida podrás aprender todo lo necesario.

¿Cómo se produce la kombucha?

kombucha

Esta infusión se prepara a partir de la mezcla de un té (verde o negro), y SCOOBY, el cual es el acrónimo de Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast (Colonia simbiótica de Levaduras y Bacterias) también conocido como hongo kombucha.

El kombucha es una pasta gelatinosa cuya función es convertir los polifenoles del té en otros compuestos orgánicos, de esta forma se evitará que lleguen a desarrollarse otros microorganismos.

Algo curioso acerca de esta mezcla, es que se debe fermentar durante al menos 7 días e incluso hasta 15 días.  Durante este periodo de tiempo, la infusión se transforma en una bebida refrescante, la cual puede presentar algunas burbujas y cuenta con un toque de acidez. Además hay quienes le agregan sabores al añadirle frutas durante su fermentación.

El kombucha no es un hongo en realidad, lo cierto es que está formado por bacterias acuáticas (Zooglea). Estas bacterias se unen y crean una sedimentación, similar a una especie de pasta gelatinosa. Este supuesto hongo es encargado de crear esta bebida fermentada.

Una sustancia parecida es el kéfir, el cual es un producto lácteo muy parecido al yogurt. El kéfir se obtiene mediante la acción generada por algunas levaduras y las bacterias en la leche. Al igual que con el hongo kombucha, se necesita sumergir el kéfir en leche o agua para que la fermentación la transforme en el producto final.

Origen y evolución de la kombucha

Origen y evolución de la kombucha

Si bien puede estar en auge hoy en día, la verdad es que la kombucha no es una bebida reciente. Los primeros registros de este preparado se originan en China y datan de la dinastía Tsin (año 220 a.C.).

Durante ese periodo se consideraba la kombucha como el elixir de la eterna juventud, esto se debe gracias a sus propiedades probióticas que permitían desintoxicar el organismo de los agentes externos.

Con los años la kombucha se fue extendiendo por el resto del globo, conquistando particularmente a los occidentales. Hoy en día es la bebida favorita de los veganos, y los instagramers free gluten.

Propiedades y beneficios de la kombucha

Propiedades y beneficios la kombucha
ablokhin/Getty Images

Además de su peculiar sabor, las supuestas propiedades y beneficios que le han sido atribuidos a la kombucha, han sido en gran parte los responsables de su actual popularidad. Pero la verdad es que hasta hoy en día no se ha demostrado científicamente que esta bebida cuenta con las virtudes que sus consumidores afirman gozar, tampoco se han estudiado los efectos de su consumo.

Hasta ahora se han hecho pruebas solamente en animales, pero quienes consumen la kombucha afirman que entre sus múltiples beneficios se encuentran los siguientes:

  • Promueve la desintoxicación del organismo.
  • Alivia algunos dolores, como los causados por la artritis.
  • Equilibra y regula la actividad intestinal.
  • Mejora las hemorroides.
  • Reduce el nivel del colesterol malo y la presión arterial.
  • Evita la formación de cálculos renales.
  • Alivia los síntomas de las enfermedades respiratorias, como el asma o la bronquitis.
  • Fortalece las uñas y el cabello.
  • Hidrata la piel.
  • Reduce las jaquecas y las migrañas.
  • Combate el envejecimiento.
  • Regenera el hígado.

Además de todos estos beneficios, la kombucha es rica en vitaminas y cuenta con elevados niveles de ácido fólico.  Uno de los aspectos que más resaltan los amantes de la kombucha, es que se trata de un producto 100% natural, ecológico, libre de gluten y azúcares.  Sin mencionar que cuenta con propiedades probióticas, lo cual significa que cuenta con microorganismos encargados de mejorar la actividad intestinal y proteger a los intestinos de los agentes externos.

A pesar de todas estas afirmaciones, los expertos no están convencidos de todo este discurso. Si bien puede ser una alternativa más saludable para los refrescos, los científicos aún dudan de la veracidad de todos estos supuestos beneficios que aporta la kombucha.

Contraindicaciones por el consumo de esta bebida

Contraindicaciones por el consumo de kombucha

Durante el proceso de fermentado de esta bebida, la acidez de esta aumenta. En otras palabras, su nivel de acidez irá incrementando con el tiempo. Como resultado de esto, es muy probable que al consumir kombucha el pH del intestino supere  sus niveles normales (pH 2,5), lo cual termine provocando algunos trastornos intestinales. Es debido a esto que algunos expertos recomiendan no tomar  más de 1 litro de kombucha por día.

No se recomienda que tomen kombucha a las siguientes personas:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Niños pequeños.
  • Personas con el sistema inmunológico bajo.
  • Pacientes con problemas renales o hepáticos.

De lo contrario, es posible que no sea procesada bien por el organismo y termine desembocando alguna serie de problemas. Tampoco se ha demostrado que la kombucha sea inofensiva para los bebés, por lo que es mejor evitar.

Por otra parte, no olvides los posibles riesgos que existe la mala manipulación del hongo SCOOBY. Recuerda siempre mantener las medidas de protección requeridas para ello, especialmente evita tocar dicha sustancia sin protección pues de no ser posteriormente desinfectada podría infectarte con sus microorganismos.