Quantcast

Qué es la fecundación

La fecundación es aquel proceso en el que dos gametos sexuales, uno masculino y otro femenino, se unen posibilitando la creación de una nueva vida. Un procedimiento complejo que necesita de una serie de condiciones óptimas para producirse.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES GIT

Para que el proceso de la fecundación de genere, es necesario que la mujer se encuentre en los llamados días fértiles y haya existido ovulación.

El proceso de fecundación se produce en el interior del cuerpo de la mujer cuando se encuentra en la fase del ciclo menstrual llamada ovulación. Esta sucede aproximadamente en el día 14 del ciclo, cuando el óvulo maduro sale del ovario y llega a la trompa de falopio.

Mediante la eyaculación, millones de espermatozoides penetran en la vagina y son atraídos por las sustancias que emite el óvulo. Estos ascenderán por el cuello del útero y la cavidad uterina hasta llegar a las trompas de falopio, donde se encuentra el óvulo.

De todos los incontables millones de espermatozoides, únicamente unos doscientos logran llegar hasta dicha fase y solo uno de ellos conseguirá atravesar la membrana externa del óvulo y fusionarse con él. Esto puede producirse entre 24 y 72 horas tras la relación sexual.

¿Cómo es el proceso de fecundación?

¿Cómo es el proceso de fecundación?

Como ya lo hemos dicho, aunque el proceso de fecundación puede sonar sencillo, se requiere unas condiciones específicas para que se logre el proceso.

Es decir que es necesario que existan varios mecanismos y cambios para que la fecundación pueda darse. En concreto, el proceso de fecundación tiene cuatro etapas distintas:

  • Penetración de la corona radiada

En el primer paso del proceso de fecundación, el espermatozoide debe penetrar la capa de células que rodea el óvulo y esta se conoce como la corona radiada.

  • Penetración de la zona pelúcida

Esta es la segunda barrera del proceso de fecundación. En esta etapa la cabeza del espermatozoide establece contacto con el receptor ZP3 de la zona pelúdica del óvulo. Esta unión provoca una reacción que libera enzimas, que disuelven esta zona para permitir el paso del espermatozoide.

  • Fusión de membranas

En esta parte del proceso de fecundación es donde el espermatozoide entra en contacto con la membrana plasmática del óvulo. Precisamente en esta fase se da lugar 3 procesos en el gameto femenino: formación del cono de fecundación, despolarización de su membrana y liberación de gránulos corticales.

  • Fusión del núcleo y formación del cigoto

Es el último paso del proceso de fecundación y donde el espermatozoide avanza hasta que su cabeza queda junto al pronúcleo de la mujer. Una vez están uno junto al otro, ocurre la fusión. Esto supone que las membranas de ambos desaparecen para que sus cromosomas puedan juntarse y que la célula tenga la dotación cromosómica inicial.

¿Cómo es el proceso de fecundación?

Cuando se une con el óvulo, el espermatozoide pierde su cola y se fusiona con el núcleo del gameto femenino. Mientras que la membrana del óvulo modificará su estructura química para impedir el acceso al resto de los espermatozoides.

Esta fusión dará lugar a una nueva célula, con contenido genético de ambos progenitores, que se llama cigoto.

El cigoto iniciará un viaje hacia el útero y alrededor de tres o cuatro días avanzará empujado por los impulsos musculares de la trompa hasta llegar a la cavidad uterina. La división celular ya se ha iniciado y el pequeño embrión se adherirá sobre el endometrio donde se desarrollará y crecerá hasta el momento del nacimiento.

¿Qué pasa cuándo el proceso falla?

¿Qué pasa cuándo el proceso falla?

El proceso de fecundación muchas veces no es tan sencillo para algunos, las condiciones a veces no son aptas o alguna enfermedad en el organismo lo impide. Mayormente en este proceso de fecundar es cuándo las personas se dan cuenta si pueden o no concebir.

A continuación varios problemas que influyen en la fecundación:

  • Endometriosis
  • Síndrome de ovario poliquístico (PCOS por sus siglas en inglés)
  • Falla ovárica prematura (POI por sus siglas en inglés)
  • Fibromas uterinos
  • Incapacidad para ovular
  • Problemas estructurales del sistema reproductivo
  • Infecciones
  • Incapacidad del óvulo para madurar correctamente
  • Falla en la implantación
  • Trastornos autoinmunes

Se dice que la causa más común de infertilidad es la incapacidad para ovular, que ocurre en el 40% de las mujeres con problemas de infertilidad.

Esto puede deberse tanto a el síndrome de ovario poliquístico o falla ovárica prematura, pero también a otros factores tales como:

  • Baja reserva ovárica. Esto se refiere a que los ovarios de la mujer tienen pocos óvulos debido al proceso normal de envejecimiento. En esta situación, los niveles hormonales podrían afectar la ovulación.
  • Trastornos endócrinos. Estos trastornos afectan las hormonas que produce el cuerpo. Algunos trastornos endócrinos pueden ser, amenorrea hipotalámica o hiperprolactinemia, en la que los niveles de la hormona prolactina son demasiado altos.
  • Enfermedad de tiroides, que afecta los niveles de las hormonas que libera la tiroides, una glándula en el cuello. También la enfermedad suprarrenal, que afecta los niveles de las hormonas que producen las glándulas suprarrenales que se encuentran sobre los riñones.
  • Consumo de tabaco. Fumar o consumir tabaco de otra manera también puede afectar la ovulación y causar complicaciones en el embarazo.

Pese a que son muchas las personas que no logran tener una fecundación exitosa, hay diferentes tratamientos de fecundación asistida como la inseminación artificial (IA), la fecundación in vitro (FIV), la ovodonación, la transferencia embrionaria o la embriorecepción.

Para que estos procedimiento artificiales ocurran es necesario que exista un control médico, chequeo completo y desde luego que no exista impedimento total para la fecundación.