Quantcast

Por qué se dice “año de nieves, año de bienes”

Es bien cierto que este 2021 ha empezado con una tremenda ola de frío y nieve, y cómo se suele decir, año de nieves, año de bienes. ¿Pero, qué significa exactamente este refrán? Si este refrán es cierto, que ojalá, este 2021 va a ser un año fantástico dentro de sus posibilidades y pandemia mediante. La ya pasada borrasca Filomena ha puesto a gran parte de España en alerta por nieve y temperaturas de hasta 12 grados bajo cero. Por si esto no era poco, durante esta pasado semana se ha registrado la temperatura más fría desde que se tiene constancia, -34°C en una estación meteorológica en el Clot del Tuc de la Llança, en Cataluña.

Vamos a ver qué significa exactamente y de dónde viene este famoso refrán:

Historia

Origen del refrán "año de nieves, año de bienes"

La historia de este refrán se remonta, lógicamente, a los antepasados españoles que vivieron en su mayoría, de la agricultura. Años atrás no existían las tecnologías y las técnicas que existen actualmente, por lo que era bastante común que la gente se guiase mediante predicciones relacionadas con la meteorología para aventurar cómo iban a ser los años venideros.

Dependiendo del tiempo que hiciese, ya sea frío o caluroso, lloviese, nevase o hiciese sol en determinado día o época del año, esto les servía como pronosticador de los meses y años venideros. A partir de aquí se empezaron a crear frases, como la que hoy nos ocupa, que se extendieron de tal manera que se convirtieron en refranes y dichos populares.

El hecho de que los años comiencen en enero, época de invierno, en nuestra situación geográfica, hace que se produzcan grandes lluvias o nevadas en el inicio de año. Esto les servía a los agricultores como un indicador sobre cómo iban a ser las siguientes cosechas. Un año que empezaba nevando, en el mundo rural, suponía un sinónimo de excelentes cosechas ya que la nieve que caía en las tierras las mantendría húmedas e hidratadas, y de esta forma morían las malas hierbas. Además, dicha nieve iba a suponer un aumento en los caudales de ríos y pantanos. Este momento supuso el nacimiento del refrán “año de nieves, año de bienes“.