Quantcast

Cómo saber si te está dando un infarto

No es un secreto que las enfermedades cardiovasculares como el infarto, son de las cosas más letales de este mundo. Pueden atacar a cualquier persona sin previo aviso, además de que es necesario actuar sumamente rápido cuando los síntomas aparecen para poder evitar el peor de los casos.

Debido a que los estudios indican que el 31,2% de las muertes ocurridas en España corresponden a estos motivos, es de vital importancia conocer los síntomas y consejos que debes seguir en una situación como esta. Debes tner en cuenta que la mortalidad hospitalaria por infarto de miocardio se ha duplicado.

¿Qué es un infarto?

¿Qué es un infarto?

Antes de comenzar, un infarto es una enfermedad cardiovascular que afecta directamente el funcionamiento correcto del corazón. Provoca un ataque cuando las arterias coronarias que se encargan de proveer sangre y oxígeno, se encuentran bloqueadas por algún coágulo. Por lo tanto, tanto tu corazón como tu cuerpo sufren gravemente.

En medicina, a este padecimiento se le conoce de forma más técnica como infarto de miocardio. En teoría pueden ocurrir a cualquier edad y géneros, pero es más común que se presente en personas mayores.

Síntomas claves para detectar un infarto

Síntomas claves para detectar un infarto

En primer lugar, siempre debes prestar atención a tus síntomas. No les restes importancia pensando que son porque algo te sentó mal o que es algo pasajero, si tienes uno o varios de estos síntomas, lo mejor sería llamar a emergencias inmediatamente. Como bien dicen algunos, es mejor prevenir que curar.

Dolor en el pecho

Dolor en el pecho:

El infarto se produce por bloqueo del flujo de la sangre hacia el corazón, por lo tanto sentir presión, compresión y dolor en el pecho es un síntoma clave en esto, otros pacientes lo describen también como un pinchazo. Esta sensación también puede esparcirse por el cuello, mandíbula y espalda.

Dificultad para respirar

Dificultad para respirar:

Sentir una falta de aire en tus pulmones también es común cuando sufres un infarto. Esto se debe a las mismas razones de que la circulación de la sangre no está funcionando como debería. A esto en ocasiones se le puede agregar tos y sentir palpitaciones.

Exceso de sudoración

Exceso de sudoración:

Gracias a que tu corazón intenta seguir bombeando sangre a todo tu cuerpo aun estando bloqueado, genera un esfuerzo extra de lo habitual, causándote un cansancio constante, fatiga, náuseas y sudores normalmente fríos.

Ten en cuenta que todos estos síntomas pueden variar. No todas las personas los experimentan con la misma intensidad, en algunos casos incluso ni siquiera se presenta alguna molestia. Sin embargo, muchas de estos síntomas pueden presentarse en los días previos al infarto como tal, por lo tanto siempre mantente alerta.

Es importante destacar que uno de los grupos que suelen padecer infartos de miocardio sin presentar ningún síntoma de dolor, son los pacientes diabéticos. Si eres uno de ellos, son mayores los cuidados especiales que debes mantener en tu vida. Otra cosa que debemos decirte es que se ha descubierto como diagnosticar un infarto cardíaco con un Apple Watch.

¿Cómo debo actuar ante un infarto?

¿Cómo debo actuar ante un infarto?

Si es una persona cercana la que está presentando los malestares de un posible infarto, no dudes en llamar a tu número de emergencia local. Si tienes la manera de transportarlo por ti mismo a un centro de salud también puedes tomar esta vía, siempre y cuando sea a una distancia cercana pues recuerda que el tiempo es fundamental en estos casos.

Si optaste por esperar a que lleguen los auxiliares de emergencia, lo que puedes hacer mientras esperas es despojar prendas de ropa que puedan resultar asfixiantes para el afectado. Cosas como cinturones, bufandas, ropa pegada al cuerpo o de cuello alto, dificultará más la falta de aire que está padeciendo. Además, procura que este sentado de una forma cómoda y con ventilación.

Si la persona ha sido previamente diagnosticada con algún problema cardiaco, tomar una aspirina en un momento de infarto evita que los coágulos de sangre tapen las vías sanguíneas. Esto aplica solo si las aspirinas han sido recetadas por el médico y si no existe ningún tipo de alergia a ellas.

En caso de que padezcas síntomas estando solo en tu hogar, llama inmediatamente a una ambulancia o en su defecto, a alguien que sepas que está cerca y a disposición para irte a socorrer. Manejar tu solo hacia un hospital solo podría empeorar tus síntomas y podrías causar un accidente mayor, por lo tanto usa esto como tu última opción.

Siempre es bueno prevenir

Siempre es bueno prevenir:

Si bien es cierto que un infarto puede ocurrirle a cualquiera sin importar la edad y género, estas enfermedades tienen un lado positivo y es que son mayormente prevenibles si se mantienen buenos hábitos de salud.

Hacer ejercicio regularmente

Hacer ejercicio regularmente:

Mantener tu cuerpo en constante actividad física mejorará tanto tu aspecto físico como tu salud. Realizar una pequeña rutina de ejercicios de al menos unos 20 minutos al día logrará mantenerte en un peso estable y normal para evitar enfermedades.

Comer saludable

Comer saludable:
CH14- Infarto 03

Una buena salud para el corazón y el sistema vascular se logra manteniendo una dieta saludable, sobretodo implementando muchas frutas y verduras a día a día.

Evita las adicciones

Evita las adicciones:

Tanto el alcohol como fumar cigarrillos o tabaco atentan gravemente contra la salud. En el caso de fumar, el humo generado debilita todo tu sistema respiratorio dejándote más expuesto a futuros infartos de miocardio.

Ahora que leíste este artículo, entenderás por que las enfermedades cardiovasculares de este tipo pueden causar tanto pánico en la gente. Aun así, existe mucha desinformación sobre cómo se debe actuar en caso de presenciar un infarto, cuando esto debería convertirse en cultura general para así ayudar a salvar vidas lo antes posible.

También si tienes alguna otra duda o crees que estas en riesgo de sufrir un infarto, no olvides consultarlo con tu médico de confianza, quien podrá darte más información sobre ellos y cómo prevenirlos desde un punto de vista más profesional. 

Por último, te recordamos que por tu bienestar y el de tu familia siempre realices exámenes generales cada cierto tiempo. Esta es una manera efectiva de diagnosticar cualquier enfermedad a tiempo y tratarla lo antes posible para que no genere consecuencias mayores.