Quantcast

Carme Portaceli impulsa un proyecto en el TNC que quiere abrirse a nuevos públicos y lenguajes

La futura directora artística del Teatre Nacional de Catalunya (TNC), Carme Portaceli, ha desgranado este miércoles su proyecto para el teatro en el que quiere abrirse a nuevos públicos y lenguajes teatrales, con una programación diversa y paritaria: “Llegar a un público todavía más amplio”, ha resumido.

En una rueda de prensa telemática junto a la consellera de Cultura de la Generalitat, Àngels Ponsa, ha afirmado que el TNC se encuentra en un momento de “consolidación y expansión” y ha apostado por una apertura a todo el mundo en la que la hospitalidad sea la línea de conducta y el TNC se convierta en punto de encuentro.

Portaceli, que será la primera directora artística en el TNC a partir de septiembre de 2021 y hasta 2027, ha asegurado que, además de abrirse a nuevas formas teatrales, quiere seguir potenciando la investigación del patrimonio teatral catalán como ha realizado Xavier Albertí y aumentar la presencia del teatro fuera de Catalunya.

La futura directora ha señalado que quiere que el teatro sea “una puerta al mundo”, tanto de entrada como de salida, con nuevos lenguajes, atraer a un público más joven y romper las barreras entre alta y baja cultura, sin cerrarse a ningún género.

OBRAS EN CATALÁN EN FESTIVALES

Portaceli ha remarcado que pretende que haya una mayor presencia y colaboración con teatros y festivales de fuera de Catalunya, tanto de los territorios de habla catalana como los que no, con presencia de las compañías en el TNC y de la presencia del teatro en catalán en el resto de España, Europa y América Latina: “Ir sacando fuera el buen teatro que hacemos”, ha añadido.

En este sentido, ha citado como ejemplos el proyecto europeo ‘Between Lands’, que busca crear entre otros aspectos una biblioteca virtual de la democracia; liderar una red de dramaturgias del Mediterráneo, alcanzar acuerdos y colaboraciones con teatros y festivales para la presencia de obras en catalán subtituladas, e insertarse en los debates socioculturales para convertirse en referencia en el sur de Europa.

En las líneas programáticas, en el que cada temporada tendrá una temática transversal, Portaceli ha explicado que continuará la recuperación de repertorio catalán así como la generación del mismo, atraer talento del mundo para que trabaje en el TNC y acogerá tres jóvenes compañías residentes al año.

También el impulso de proyectos como el ZIP de nueva creación y el Impuls para acompañar a jóvenes directores durante dos años siendo ayudantes de dirección en los montajes de la Sala Gran, e impulsar el departamento educativo, “uno de los mejores de Europa”.

Portaceli ha subrayado el papel de la cultura durante el confinamiento por el coronavirus y que ahora equipamientos como el TNC han de “crear ilusión, confianza y esperanza” en la sociedad, y ha afirmado que en esta nueva etapa al frente del teatro ha tomado lo mejor de cada director artístico que ha tenido al frente.

PONSA

La consellera de Cultura, Àngels Ponsa, ha agradecido la labor al frente del teatro de Xavier Albertí, especialmente la recuperación de géneros olvidados y de proporcionar un “nuevo aliento”, y ha señalado que Portaceli es una mujer de teatro.

Ponsa ha dicho que la situación postpandemia necesitará mucha cultura y la mirada de los creadores y dramaturgos para “aprender de los errores y trazar un nuevo futuro” tras el coronavirus, y ha subrayado el compromiso del Govern con el TNC y la propuesta de resolución aprobada en el Parlament para llegar en cuatro años a un presupuesto del 2% para la cultura, que debe revertir en los contenidos y continentes de la cultura.