Quantcast

Las cuatro Lanzaderas de Empleo del Cabildo de Gran Canaria finalizan su actividad con un 46 % de inserción 

Noventa y dos desempleados han recibido orientación laboral en la capital, Gáldar, Ingenio y San Bartolomé de Tirajana
Treinta participantes encontraron un trabajo y otros 12 ampliaron su formación reglada o realizaron Certificados de Profesionalidad
La iniciativa ha sido financiada íntegramente por el Cabildo y gestionada por la Fundación Santa María la Real

Las Lanzaderas de Empleo del Cabildo de Gran Canaria en Las Palmas de Gran Canaria, Ingenio, Gáldar y San Bartolomé de Tirajana han finalizado su actividad con casi un 46 por ciento de inserción tras cinco meses de orientación laboral para la búsqueda de trabajo.

Las cuatro Lanzaderas, financiadas íntegramente por la Institución insular y gestionadas por la Fundación Santa María la Real, comenzaron en noviembre del año pasado para ayudar a desempleados a reactivar su búsqueda de empleo en equipo, con nuevas técnicas y herramientas, acordes al nuevo mercado laboral, explicó el consejero de Empleo, Juan Díaz.

Arrancaron con 80 personas, 20 por cada municipio, pero finalmente han participado en ellas 92 personas, hombres y mujeres con edades entre 18 y 60 años, con diferentes niveles formativos tanto sin estudios como con Graduado Escolar, ESO, ciclos de Formación Profesional, Bachiller y estudios universitarios, y procedentes de múltiples sectores laborales, con o sin experiencia previa.

Durante cinco meses han realizado talleres de autoconocimiento e inteligencia emocional para aprender a hacer un plan de búsqueda de trabajo y enfocar su objetivo, actualización y modernización de currículos, y simulaciones de entrevistas de trabajo y procesos de selección grupal.

Además, en la últimas semanas, debido a la crisis sanitaria, la orientación ha sido adaptada al trabajo online y los participantes han continuado con la mejora de la empleabilidad y la búsqueda de empleo desde casa, manteniendo sesiones grupales a través de diferentes aplicaciones digitales.

Treinta obtuvieron trabajo y 12 continuaron su formación

Y fruto de todo lo aprendido en equipo, del esfuerzo y de la proactividad de los propios integrantes, las Lanzaderas han logrado muy buenos resultados, ya que 30 participantes han obtenido un trabajo por cuenta ajena en diferentes sectores y otros 12 han realizado Certificados de Profesionalidad o han ampliado su formación reglada para optar a nuevas salidas laborales.

En concreto, en la Lanzadera de Gáldar hubo 10 inserciones por cuenta ajena y dos formaciones regladas, en San Bartolomé de Tirajana se consiguieron siete inserciones y cuatro formaciones regladas, en Las Palmas de Gran Canaria hubo otra siete inserciones y tres formaciones regladas, y en Ingenio se lograron seis inserciones y tres formaciones.

La coordinadora de Fundación Santa María la Real en Gran Canaria, Yamila González, ha mostrado su satisfacción con los resultados logrados, no sólo por la tasa de inserción, sino especialmente por el cambio de actitud que han experimentado los participantes.

“Ahora tienen más confianza en sí mismos y en el verdadero trabajo en equipo. Disponen de nuevas habilidades digitales y de nuevas técnicas para promocionarse como profesionales y generar así oportunidades laborales. En definitiva, se han convertido en personas más proactivas que saben que suman en las empresas de las que formen parte”, agregó.

Continuidad del programa

Las Lanzaderas, hoy más que nunca, son una gran oportunidad para muchas personas, ya que los datos de inserción de casi un 46 por ciento es una muestra de ello a pesar de la situación actual y de no poder concretar el proyecto como estaba previsto a causa de la crisis de la Covid-19, señaló Juan Díaz.

“Quiero felicitar a todos los participantes y al equipo técnico, porque a pesar de la situación han terminado con éxito su formación, y los que aún no se han insertado, tienen las herramientas necesarias para incorporarse al mundo laboral. Por ello es un proyecto que debe tener continuidad cuando acabe esta crisis sanitaria, social y económica”, concluyó el consejero.