Quantcast

Detenidas 33 personas en una operación internacional contra la pornografía infantil

La Policía Nacional ha liderado una macrooperación internacional contra la pornografía infantil en la que fueron detenidas 33 personas en 11 países de tres continentes diferentes. De los arrestados, 17 lo fueron en España y otros nueve individuos más han sido investigados, la mayoría de ellos mayores de edad, por almacenar y distribuir pornografía infantil mediante una aplicación de mensajería instantánea.

Según informó la Policía, los arrestados compartían material pedófilo junto a otros contenidos de violencia extrema, llegando a elaborar ‘stickers’ en los que se observaba a menores de edad muy pequeños siendo abusados sexualmente.

La operación ‘Chemosh’ ha durado 26 meses y ha sido llevada a cabo por la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional en colaboración con Interpol, Europol y los cuerpos policiales de Costa Rica, Ecuador, Ecuador, Francia, Guatemala, India, Italia, Pakistán, Perú, Reino Unido y Siria.

La investigación comenzó tras una información procedente de la colaboración ciudadana recibida en el correo electrónico ‘[email protected]’ en la que se alertaba de la existencia de un grupo de WhatsApp, formado por menores de edad, en el que varios de sus participantes habían normalizado la existencia de la pedofilia y los abusos sexuales a otros menores.

Los contenidos en ese grupo se viralizaron, llegando a abrir algunos de sus miembros chats análogos, en los que participaban extranjeros adultos. Todo ello desembocó en una investigación que implicó a 11 países del mundo, incluido España, y a un elevado número de investigados.

Los detenidos en España pertenecen a todos los estratos sociales y culturales y no se adaptan a un perfil concreto, salvo que todos son varones y, en su mayoría, jóvenes. Debido a la juventud de los implicados, en ocasiones se optó por no detenerles, sino por tomarles declaración como investigados no detenidos en unión de sus tutores legales.

La mayoría de ellos tenía sus terminales de telefonía móvil a nombre de sus progenitores, lo que llevó a que éstos también fueran investigados previamente para descartar su implicación.

Se han producido cinco detenciones en Las Palmas, tres en Madrid, dos en Valladolid y una en las provincias de Santa Cruz de Tenerife, Murcia, Valencia, Palencia, La Rioja, Cuenca y Salamanca. A ellos se suman cinco investigados en Madrid y uno en las provincias de Valencia, Guadalajara, Ciudad Real y Alicante. Entre los detenidos y los investigados, 14 son menores de edad –el más joven tiene 15 años- y otros siete tienen menos de 25 años. La edad media de los 26 implicados es de 22 años.

Respecto a las detenciones en el extranjero, cuatro se produjeron en Ecuador, dos en Costa Rica, Uruguay y Perú, y una en India, Italia, Francia, Pakistán, Reino Unido y Siria. En Uruguay, se llegó a arrestar a una madre que abusaba de su hija y enviaba las imágenes de esos abusos.

La investigación continúa abierta en distintos países de América y se esperan nuevas detenciones en las próximas fechas.

(SERVIMEDIA)