Quantcast

¿Cuáles son los mantenimientos y cuidados de las piscinas privadas?

Tener una piscina en casa es una de las mejores instalaciones del hogar, especialmente cuando se tienen niños, ya que es primordial para aprender a nadar y también para tener muchos fines de semana llenos de diversión durante el verano. Algunas personas no solo las construyen para entretenimiento, sino también para terapias o entrenamientos.

No importa cuál sea el motivo para tener una en casa, la verdad es que todas deben cumplir con ciertos cuidados y mantenimientos para garantizar que esté siempre en las mejores condiciones, algunos de ellos se podrán ver a continuación.

Preparar la piscina para el verano

Julio y agosto son las épocas donde éstas tienen mayor protagonismo, pero hay que tener en cuenta que han pasado al menos nueve meses desde la última vez que se utilizó, especialmente en aquellas instalaciones que no tienen propiedades de climatización, aunque esté llena de agua hay que hacer un mantenimiento previo antes de dar el primer chapuzón veraniego. Consiste en darle una buena lavada al fondo.

Se puede encontrar en Internet limpiafondos de piscina en tiendas de fontanería de piscinas y accesorios como Disper.com, es una de las tantas herramientas que se necesitarán para limpiarla muy bien. También es importante aplicar algunos químicos como cloro y jabón neutro para este tipo de instalaciones. Luego de esto, es importante enjuagar muy bien con agua para proceder a llenarla nuevamente.

Con esto se busca eliminar cualquier cultivo de bacterias y cualquier otro agente contaminante que se encuentre en el agua y que pudo volverse más peligroso durante los meses de invierno. 

Cuidado de las piscinas ecológicas

Últimamente se ha puesto de moda en la decoración de exteriores la construcción de todo tipo de piscinas con diseños muy arriesgados, como son las de vidrio, también puedes optar por una tendencia que está muy presente, como son las piscinas ecológicas, cuyas características puedes descubrir en este artículo de hola.com. En este sentido, las naturales requieren de algunos cuidados especiales.

Uno de ellos es el tratamiento de limpieza libre de cloro, ya que este podría dañar algunas de las plantas que se encuentran debajo del agua alrededor de la instalación. Se puede utilizar un producto ecológico conocido como oxymatic, que tampoco contiene elementos químicos o sal, pero también previene las infecciones y reacciones cutáneas. Purifica el agua de tal forma que incluso dicen que se podría beber, por lo que es excelente para este tipo de estanques naturales.

Hacer una buena regulación del PH

En cuanto a las construcciones privadas más tradicionales, o al menos a las que sí son necesarias añadir algunos químicos para mantenerlas limpias y desinfectadas (especialmente si son utilizadas para terapias físicas), hay que hacer un debido análisis de agua que indique la regulación del PH. Este mide el grado de acidez en una escala del 0 al 14, el nivel correcto es entre 7 y 8.

Para esto es necesario utilizar un equipo especial que mide este elemento en el agua, dependiendo del resultado se deberá minimizar o aumentar los niveles de cloro y químicos desinfectantes. Si el pH se encuentra en una escala menor a 7 se puede incrementar el riesgo de que el agua se contamine rápidamente, y si hay una acidez mayor a 8 es posible que se presente una alcalinidad, esto significa que hay un alto contenido de sodio, lo que puede provocar algunas reacciones cutáneas y resequedad. La alcalinidad también puede llegar a corroer las instalaciones a largo plazo.

Evitar la aparición de algas

Las algas son pequeños microorganismos que se forman en los cuerpos de agua estancada, especialmente si éstos se encuentran al aire libre y expuestos, incluso pueden provocar algunas enfermedades, así que es importante evitar que aparezcan. Para esto se puede utilizar un alguicida en la combinación de los químicos y el cloro, esto elimina su aparición.

También es importante asegurarse de limpiar los filtros constantemente. Una forma muy obvia de saber cuándo es necesario cambiar los filtros o limpiarlos es ver la coloración del agua, si está un poco verdosa seguramente estará desarrollando algunas algas. Así que es importante realizar un buen filtrado y también una limpieza manual.

Utilizar un fungicida alrededor

Pero el agua y el fondo no son lo único que necesitan de algunos cuidados especiales, en los alrededores de la instalación se pueden formar pequeños charcos causados por los chapuzones o al entrar y salir constantemente, algo que puede hacer que proliferen algunas colonias de hongos, pueden infectar la piel y los pies de los usuarios.

Para evitar esto es importante utilizar un buen fungicida, aunque hay que tener cuidado de no aplicarlo directamente sobre el agua de la piscina, ya que podría alterar algunos niveles de los químicos ya incorporados, asimismo. También es necesario mantener los alrededores de la instalación siempre limpios y secos.