Quantcast
sábado, 22 enero 2022 13:34

4.700 efectivos participarán en el dispositivo de seguridad de la final de la Champions en el Metropolitano

4.700 efectivos participarán en el dispositivo de seguridad para la final de la Champions League entre el Tottenham Hotspur y el Liverpool, que se celebrará este sábado, 1 de junio, en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid.

Así se ha determinado en la reunión de coordinación celebrada este martes presidida por la Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, María Paz García-Vera. En esta reunión han participado representantes de Seguridad de Casa Real; del departamento de Seguridad de la Presidencia del Gobierno; el comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro Estévez y su equipo; el jefe superior de Policía de Madrid, Jorge Manuel Martí; representantes de la Guardia Civil; el jefe de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Delegación; el jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, el jefe de la Brigada Provincial de Información, así como representantes del Ayuntamiento de Madrid, la Policía Municipal, de Samur-Protección Civil, Bomberos, de Renfe Cercanías, EMT, Metro, Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid- Barajas, del Consorcio Regional de Transportes, junto a representantes de la Real Federación Española de Fútbol, del Departamento de Seguridad del Wanda Metropolitano y del Consulado Británico.

En la reunión se ha tenido en cuenta el hecho que el partido entre el Tottenham Hotspur y el Liverpool es de alto riesgo y que continúa el refuerzo del nivel 4 de alerta antiterrorista.

Además de la previsión de asistencia desde Reino Unido de unos 16.000 seguidores por cada equipo (que son las entradas facilitadas por la UEFA a cada club), también se espera que haya aficionados que acudan al partido desde diferentes puntos de España, en especial desde Benidorm, Islas Canarias, Costa del Sol e Islas Baleares. Se prevé que haya seguidores de ambos equipos que acudan a Madrid sin entrada.

El estadio Wanda Metropolitano puede albergar alrededor de 67.829 espectadores y en este tipo de encuentros, es importante la separación entre aficiones que estarán situadas en ambos fondos del estadio. La del Tottenham se ubicará en el fondo norte y la del Liverpool en el fondo sur, los laterales del estadio estarán ocupados por afición neutral.

De los 4.700 efectivos, un poco más de la mitad de ellos serán Policías Nacionales, que velarán para que el encuentro se desarrolle con total normalidad y por reforzar la seguridad tanto dentro como fuera del estadio.

FAN ZONES

Las denominadas ‘Fan Zones’ para los seguidores de ambos equipos son espacios con carpas, zonas de relax, talleres, actividades y atracciones diversas que podrán disfrutar el mismo día del partido y hasta unas horas antes del inicio del partido. La Organización ha determinado la instalación de estas áreas en dos espacios diferentes que no permite la mezcla de aficiones y que están conectados a través de Metro con las inmediaciones del Estadio.

La del Tottenham Hotspur se ubicará en la Plaza de Colón, pudiendo desplazarse los aficionados tanto a la Zona Festival como al Estadio, por la Línea 5 de metro (eje Canillejas, Alonso Martínez, Callao), y facilitando el acceso al estadio por el Fondo Norte que es la ubicación de los aficionados de este equipo; y en el caso del Liverpool en la Plaza Felipe II, desplazándose tanto a la Zona Festival como al Estadio, por la Línea 2 de metro (eje Las Rosas, Goya, Puerta del Sol; Desde metro Retiro hasta Puerta del Sol habrá autobuses debido a las obras de las estaciones intermedias), de este modo se facilita el acceso al estadio por el Fondo Sur que es la ubicación de los aficionados del Liverpool.

El resto de aficionados podrá ir al estadio por las Líneas citadas y a través de la Línea 7 de metro (Estación Estadio Metropolitano).

Estas zonas estarán abiertas, aunque habrá un fuerte control policial para evitar cualquier tipo de altercados. Los horarios previstos serán: Apertura a las 10.00 horas de la mañana; finalización de venta de bebidas, a las 17.00 horas, finalización de animación a las 17.30 horas y cierre a las 18.00 horas. En ninguna parte de la ciudad se instalarán pantallas para hacer seguimiento del partido.

32.000 AFICIONADOS

La mayoría de los aficionados llegarán a Madrid desde el Reino Unido por vía aérea, pero muchos de ellos lo harán con desplazamientos en vehículos particulares, así como autobuses y trenes que llegarán a Madrid desde el resto de España y ciudades de Europa. Habrá un dispositivo especial para recibir a todos estos aficionados en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, así como por parte de RENFE en sus trenes de largo recorrido, AVE y por parte de las distintas líneas de autobuses.

El Metro y la EMT reforzarán sus servicios en las líneas que se encuentren alrededor del estadio Wanda Metropolitano. Una vez terminado el partido las aficiones de los dos equipos podrán celebrar los resultados. Los seguidores del Tottenham Hotspur se podrán reunir en la Plaza de Colón y los del Liverpool irán a la Puerta del Sol.

(SERVIMEDIA)