Quantcast

Yolanda Díaz aún no controla su propio lenguaje inclusivo

El lenguaje inclusivo se ha convertido en una de las grandes «iniciativas» de Unidas Podemos en su primera legislatura en el Gobierno nacional. Un lenguaje que ha jugado varias malas pasadas a los líderes políticos de la formación morada, que en muchas ocasiones han acabado haciendo el rídiculo ante su intento de adaptar el lenguaje «patrocinado» por Irene Montero a sus discursos. Un lenguaje inclusivo, defendido a capa y espada por los feministas de Podemos, que ahora ha jugado una mala pasada a Yolanda Díaz, que ha acabado «insultando» a sus votantes en sus intentos de aplicar el lenguaje de la ministra de Igualdad.

Si por algo se ha destacado Unidas Podemos desde su llegada al Gobierno de España, es por su haber centrado gran parte de su discurso en la Igualdad y en el feminismo. Especialmente, después de la salida de Pablo Iglesias del Gobierno y de la formación morada, momento en el que la política de Irene Montero parecía absorber casi por completo el discurso de los podemitas, delante y detrás de las cámaras.

Una «obsesión» por el feminismo al más puro estilo morado que no sólo parece haberse traducido en una defensa sin cuartel de proyectos podemitas como la Ley Trans o la Ley del «sólo sí es sí» , sino también en proyectos aparentemente menos comprendidos por la ciudadanía española, pero igual de polémicos que estas normativas, como es el caso del lenguaje inclusivo «patrocinado» por Podemos y, en especial, por Irene Montero.

EL LENGUAJE INCLUSIVO LE JUEGA UNA MALA PASADA A YOLANDA DÍAZ

Un lenguaje inclusivo que se centra, casi de forma única, en acabar con los géneros masculinos y femeninos dentro de la lengua castellana, destacándose que estos géneros acaban produciendo desigualdades y «micromachismos» durante las conversaciones, apostando desde las filas moradas por la terminación «-e» para tener un lenguaje mucho más accesible a todos los ciudadanos, independientemente de su condición sexual o identitaria.

Una terminación que, sin embargo, le ha jugado muchas malas pasadas a los líderes morados. Y que ahora, parece haber sido también un mal consejero para la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz que, durante un discurso, ha acabado «insultando» a algunos de sus potenciales votantes.

Así pues, durante una intervención pública, en la que la líder de Sumar ha buscado el apoyo y el cariño de los asistentes, la política gallega ha intentado hacer uso del lenguaje de Irene Montero, acabando teniendo un pequeño problema lingüístico durante su intervención. «Daros las gracias a tantas y tontos personas» ha asegurado la vicepresidenta del Ejecutivo nacional, que pronto parecía darse cuenta de su error.

Un error que no sólo deja en evidencia los vanos intentos de los podemitas en intentar inculcar el lenguaje inclusivo en los discursos políticos, sino que también parece demostrar que Yolanda Díaz aún no tiene del todo cogido «el truco» al lenguaje castellanizado inventado por Irene Montero y sus compañeros de formación en el Gobierno nacional.

Algo que, sin duda, no ha pasado desapercibido en las redes sociales, donde muchos usuarios han cargado una vez más contra la obsesión sexista de Unidas Podemos con respecto al lenguaje, que no sólo vulgariza el castellano, sino que además parece alejarse cada vez más de los problemas reales de los ciudadanos, así como de las personas que realmente son víctimas del machismo o de la discriminación en el país.