Quantcast

Así es Judas, lo nuevo del creador de BioShock

Corría el año 2007 cuando 2K y Ken Levine sorprendieron a propios y extraños con el lanzamiento de BioShock, una angustiosa aventura en primera persona que destacaba por su cuidada ambientación y profunda historia. Bien es cierto que no todo en el título era perfecto, y que este en cierta manera iba de más a menos, por así decirlo, pero la jubabilidad pausada, los poderes plásmidos y la magia de Rapture lograron convertir el juego en todo un éxito. De hecho, los premios no se hicieron esperar, arrasando en prestigios eventos como el E3 celebrado en Los Ángeles.

Como era de esperar, las secuelas de BioShock no se hicieron esperar, la primera ambientada igualmente en su mismo escenario submarino y la segunda, Infinite, en la ciudad voladora de Columbia. Ambas entregas lograron una buena respuesta de público y crítica, sobre todo esta última, pero sin lograr repetir el impacto del original. Y ya está… tanto la saga como su principal responsable parecieron elegir un prolongado descanso que ha durado hasta ahora. Ha sido durante los Game Awards 2022 cuando Ken Levine ha regresado a la actualidad con Judas, su nuevo proyecto.

Así es Judas, lo nuevo del creador de BioShock

El regreso del conocido espíritu de BioShock

Muchas cosas han cambiado en el tiempo transcurrido desde BioShock (o sus secuelas, si se prefiere) hasta el momento presente. Para empezar, el padre de la franquicia, Ken Levine, ha fundado un nuevo estudio: Ghost Story Games. Será bajo su amparo como el guionista de System Shock 2 lance al mercado el nuevo Judas. Pero a decir verdad, ¿qué podemos esperar y qué se sabe de esta prometedora aventura?

Lo primero que llama inevitablemente la atención de Judas, a juzgar por lo visto hasta el momento, es el evidentísimo parecido entre esta y BioShock. Que nadie se lleve a engaños, puesto que el próximo trabajo de Levine y su equipo ya no tendrá ninguna relación con sus anteriores obras, pero es casi imposible no hablar de sucesor espiritual. Algo similar a lo que ya sucedió en su día con System Shock y BioShock, aunque incluso de forma más evidente aún.

Judas no se ambientará bajo el mar ni tampoco en las nubes, pero sí en un escenario que bien podría haber encajado en un posible BioShock 3: el espacio. Será a bordo de una nave donde encontremos un particular universo de estética futuro-decadente (steampunk) repleto de personajes extraños. Sí, un poco como sucedía en Rapture, con varios grupos enfrentados entre ellos. Según parece, el jugador podrá formar parte de una de otra.

Así es Judas, lo nuevo del creador de BioShock

Además, el juego insistirá en algunas de las virtudes de los anteriores trabajos de Levine: será una aventura totalmente enfocado al juego individual, nada de multijugadores de por medio, y la acción y la historia resultarán sus principales atractivos. Todo ello con una atmósfera muy inquietante, aunque sin ser del todo un juego de terror, y un apartado técnico acorde a los tiempos que corren.

De hecho, aunque Judas todavía no tiene una fecha de lanzamiento establecida, sí se ha confirmado que verá la luz en la nueva generación de consolas. Es decir, en PS5 y Xbox Series, además de en PC.

Por lo demás, parece que una nueva entrega de BioShock sigue en el horno, si bien continúa siendo uno de los secretos mejor guardados por parte de los poseedores de la propiedad intelectual de la franquicia, 2K. Los apasionados a Rapture, los Big Daddies y las Little Sisters probablemente tendrán que contentarse primero con la película que prepara Netflix sobre la saga, y que estará dirigida por Francis Lawrence (Soy leyenda). Por el momento tampoco esta tiene un momento de estreno confirmado.