Quantcast

Anabel Pantoja reivindica su felicidad con o sin Yulen: «Me complementa pero puedo estar feliz sin ningún hombre»

Alejada de televisión por decisión propia desde que terminó ‘Supervivientes’ – a excepción del ‘Deluxe’ en el que respondió a las polémicas que la rodean – Anabel Pantoja no sigue de vacaciones como muchos podríamos pensar, ya que su carrera como influencer crece a pasos agigantados y, es innegable, se ha convertido en una de las instagrammers más populares del momento.

Y, como no podía ser de otra manera, ha sido una de las celebrities que ha asistido al multitudinario estreno del documental en el que Dulceida descubre su faceta más íntima y personal al margen de las redes sociales, ‘Dulceida al desnudo’.

Tan sofisticada como original con un ajustado vestido negro con sobrecapa más larga de abalorios y escote halter, Anabel piropeó a la protagonista de la noche – «Es una persona que me ha ayudado y apoyado siempre y se merece que esté aquí hoy» ha asegurado – y confesó que no se ve siguendo sus pasos y haciendo su propio documental: «Es una pasada, tienes que tener una trayectoria bastante importante, su día a día es muy duro para llegar a donde estamos ahora, así que no sé, el día de mañana a lo mejor».

¿El secreto de su éxito? La sobrina de Isabel Pantoja cree que en su caso tiene mucho que ver «la naturalidad». «Intento transmitir lo que creo que cada persona vive en su casa, que me pasa a mí, y de hecho no tengo ningún programa de Photoshop, de filtros, ni nada» reconoce.

Muy enamorada de Yulen Pereira, con el que consolida a pasos agigantados su relación a pesar de que nadie apostaba por su amor, Anabel ha reivindicado que en su felicidad el esgrimista tiene mucho que ver pero no es lo único, marcando terreno de una manera de lo más llamativa: «Estoy feliz, quiero que quede claro que porque esté con Yulen no es que esté feliz, una mujer puede estar feliz siempre sin ningún hombre, pero Yulen me complementa y me hace el mundo más feliz».

Y en este gran momento también influye que su relación con su ‘suegra’ Arelys ha mejorado y, como confiesa con una sonrisa tras sus recientes imágenes juntas disfrutando de un paseo por la capital, se llevan «muy bien».

Respecto a cómo se encuentra su primo Kiko Rivera tras el ictus que sufrió hace 15 días, Anabel prefiere mostrarse discreta y, dejando claro que tanto él como Irene Rosales tienen su apoyo «siempre», ha destacado la que ahora es «súper importante» la recuperación y en eso está su primo, que como nos cuenta, «está bien gracias a Dios».