Quantcast

Ortega Cano rompe su silencio tras las informaciones del pasado de Ana María Aldón

Delicados momentos para Ana María Aldón, que en las últimas semanas se ha convertido en una de las protagonistas de la actualidad rosa por su presunto pasado delicado. Una información que resultó ser falsa pero que llenó horas de programas de televisión como ‘Viva la vida’ o ‘Sálvame’, en los que diferentes colaboradores – como Diego Arrabal, Terelu Campos o Lydia Lozano – especularon con que la gaditana habría ocultado episodios de su vida a José Ortega Cano que, de descubrirlos el torero, podría no aceptar.

Destrozada, Ana María Aldón salía al paso de los rumores este domingo y desmentía rotundamente las controvertidas y delicadas informaciones sobre su pasado. Además, anunciaba su intención de tomar medidas legales de descubrirse quién ha filtrado las falsedades sobre ella que han circulado por las redacciones en los últimos días.

Mientras se apunta a un familiar directo de Ortega Cano como el posible ‘traidor’, el torero prefiere hacer oídos sordos y, esquivando la polémica, ha reaparecido en la presentación del gazpacho del que es imagen Ana María en Madrid.

Con gafas de sol para ocultar el resultado del injerto de cejas al que se sometió hace semanas – cuyos frutos ya se empiezan a apreciar – el maestro ha mostrado su apoyo incondicional a su mujer en esta nueva aventura y, con el temple que le caracteriza, se ha pronunciado sobre los falsos rumores que han circulado acerca del pasado de Ana María.

«Esto es como todo, que unas veces la gente te favorece y otras veces la gente… Son cosas de la vida, pero no estoy dolido. Yo ya estoy curtido. Ya no me pilla nada nuevo» confiesa, asegurando que intenta que no le afecten las cosas que sobre su mujer se dicen en televisión.

Orgulloso de Ana María – «¿Qué voy a decir yo de ella? Todo bueno, todo bueno» apunta – Ortega Cano se ha mostrado encantado de las numerosas facetas profesionales de la gaditana, para quien una vez más ha tenido unas bonitas palabras: «Es muy trabajadora. Le gusta trabajar y me parece muy bien porque mientras que pueda uno hay que trabajar, hay que ser activo«. «Ella es muy sociable con la gente, tampoco es que sea del todo independiente, y cuando se la conoce, yo creo que es una persona que hace amigos con facilidad» afirma.

Y si Ana María está a tope de proyectos laborales, Ortega Cano no se queda atrás, ya que además de estrenarse como miembro del Consejo de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, apodera a varias promesas y, como reconoce, «es bonito volver a la actividad aunque ya no como torero». «Estoy en el gremio y tengo cosas en mente para llevar a cabo para la gente joven, para que tengan facilidades para muchas cosas; atenderlos bien, que puedan salir e ir al campo… cosas que necesitan mejorarse y en ello estamos» explica.

Sin embargo, y pese a esta nueva toma de contacto con la que fue su profesión durante décadas, el maestro confiesa que «no» echa de menos el toreo en activo: «Estoy muy tranquilo y afortunadamente yo he conseguido muchas cosas en mi profesión, he conseguido mucho en el mundo entero y muy contento«.