Quantcast

Finalis realiza el cambio de bañera por plato de ducha en Barcelona

Hoy en día, todavía sigue habiendo muchos hogares que cuentan con bañera en el cuarto de baño. Desde hace años, la tendencia prioriza siempre la instalación de ducha en su lugar, por múltiples ventajas.

Sobre todo, el ahorro de agua, espacio, la estética o la seguridad. Además, es una opción mucho más práctica para el aseo diario. Por ello, resulta común que cuando se acomete la reforma de un baño, el cliente solicite siempre el cambio de bañera por plato de ducha.

En este sentido, en España, hay empresas de reformas especializadas en dar este servicio en concreto. Ahí es donde se posiciona en Barcelona por su dilatada experiencia en el sector Finalis, con casi 10 años y más de 10.000 clientes en su haber.

Ventajas de cambiar una bañera por una ducha

El beneficio más claro de convertir una bañera en una ducha es el ahorro de espacio. Un plato de ducha estándar mide 3 metros cuadrados de media, mientras que una bañera de tamaño estándar ocupa aproximadamente 4 metros cuadrados. Al reemplazarlo, se puede crear un baño mucho más grande.

Otra gran ventaja de los platos de ducha es su accesibilidad y, por tanto, seguridad. Sobre todo, para personas mayores, en silla de ruedas o de movilidad reducida. Para entrar y salir de estos platos, solo necesitan abrir la puerta de la mampara y, en el caso de las duchas sin bordillo, simplemente pisar o deslizarse.

Además, se pueden llegar a ahorrar hasta 100 litros de agua, por lo que es una opción mucho más ecológica y mejora el coste de la factura.

Motivos por los que elegir a Finalis en Barcelona

Finalis es una compañía experta en dar este servicio a sus clientes. Su cambio de vieja bañera por una ducha nueva en Barcelona incluye plato de ducha, mampara y grifería con productos de fabricación española de materiales de la más alta calidad.

Nada más contactar con Finalis, a través de su web o teléfono, la compañía se encarga de enviar un asesor técnico comercial al domicilio que aconseja y elabora un presupuesto gratuito al instante. Una vez aprobado, su equipo de operarios de Barcelona está listo para entrar a trabajar casi de forma inmediata. Además de realizar la reforma en menos de 48 horas, esta cuenta con una garantía de 2 años una vez concluida y financiación sin intereses.

En este sentido, también brinda a sus clientes de Barcelona su célebre Plan Renove. Al instalar la nueva ducha, tasa la vieja bañera y descuenta dicho importe en el precio final de la obra.

Finalis está presente, a día de hoy, en Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Castellón, Toledo, Guadalajara y Murcia y aspira a seguir expandiéndose por todo el territorio nacional.