Quantcast

Mejorar el bienestar físico y emocional con la certificación WELL de PAM-POL

Múltiples estudios demuestran que el ser humano pasa el 90 % de su tiempo en espacios de interior, es por ello que construir un hogar es una de las decisiones más importantes que puede tomar una persona.

Por esta razón, el despacho de arquitectura PAM-POL abrió sus puertas en Valencia para crear espacios basados en la arquitectura mediterránea que fomenten el bienestar físico y emocional mediante el certificado WELL.

Arquitectura mediterránea y certificación WELL

El despacho de arquitectura PAM-POL en Valencia se encarga de crear espacios acoplados al bienestar de los residentes, con la intención de aprovechar los recursos naturales de forma eficiente tanto en hogares propios como hoteles, residencias y empresas. La arquitectura mediterránea cuenta con temáticas muy definidas de influencias italianas, griegas y españolas, por lo que independientemente de la ubicación del inmueble, la sensación de vida costera está siempre presente.

De la misma forma, enfocados en crear espacios de bienestar y salud ofrecen la certificación WELL o también conocida como WELL Building Standard. Estas son estrategias científicas que permiten mejorar el impacto del edificio en los residentes, es un sistema de puntuación dinámico que permite medir y monitorizar las características de los espacios construidos que impactan en la salud y el bienestar de los ocupantes.

¿En qué consiste el certificado WELL?

La certificación WELL se basa en diversos conceptos que especializan la calidad del espacio, comenzando por el aire. Una persona promedio respira 15,000 litros de aire cada día y si el 90 % de su tiempo lo pasa en un espacio cerrado, la calidad del mismo debe ser natural o mecánico (dependiendo de las condiciones del espacio), filtrado, con parámetros de rendimiento de protección de espacios sensibles y monitoreo del control de aparición de humedades. De igual forma, el espacio debe proporcionar una adecuada calidad de agua para los residentes y así controlar la Legionella y demás enfermedades que sé pueden transmitir por la mala gestión de los acueductos.

De igual forma, el diseño de iluminación debe ser adecuado al del ritmo circadiano, para proporcionar luz natural durante el día y evitar altos niveles de iluminación por la noche. Además, se debe verificar el control del deslumbramiento y otras importancias de la luz sobre la persona, así como garantizar confort térmico para el mayor número de personas que residen en el lugar. Por esta razón, PAM-POL cuenta con un sitio web donde detalla cada concepto en la certificación WELL y el motivo de su uso en los espacios que construyen.

El despacho de arquitectura en Valencia busca crear espacios que sean amigables con el ambiente, así como crear una casa que esté conectada con el entorno natural y hacer que el hogar cuide de las personas que viven en él.