Quantcast

Asociaciones de familia alaban el permiso de cuidado remunerado de 7 días anual para «no penalizar»

Asociaciones de familia han acogido con satisfacción el anuncio de permiso de cuidado de al menos 7 días al año 100% remunerado, tanto para atender a hijos como a padres u otros convivientes, anuciado este jueves por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y que presumiblemente se incluirá en la Ley de Familias. Como han señalado, estas medidas ayudan «a no penalizar» aunque han reclamado que «sea real», por lo que piden más medidas complementarias.

A juicio de la directora general de la Fundación The Family Watch, María-José Olesti, «el anuncio que ha realizado la ministra Belarra ayudará a las familias a que puedan conciliar la vida personal familiar y laboral y también disponer del tiempo necesario para cuidar a un familiar».

«Creemos que las familias no pueden verse penalizadas o imposibilitadas cuando en caso de necesidad, tienen que cuidar de un hijo enfermo o de sus padres, o de un familiar dependiente. En este sentido son necesarias medidas que vayan en esta línea y que no se vean en situación de tener que escoger entre el trabajo y esa necesidad familiar», ha indicado.

«Aunque lo presentado esta mañana no deja de ser unas líneas maestras, ‘un libro blanco’– ha apostillado–, consideramos que cualquier medida que ayude y apoye el buen hacer de las familias y sea recogida en una futura Ley de Familias será siempre positiva y para ello deberá tener en cuenta a todas las familias, ya sean numerosas, monomarentales, o reconstituídas, y por tanto esperamos que todas dispongan de las mismas ayudas».

«Consideramos que cualquier Ley que contemple medidas para las familias deberá estar bajo el amparo de una ‘perspectiva de Familia’ , que determine, a través de un informe de impacto familiar, que impacto tiene en el conjunto de las familias y en su bienestar», ha subrayado.

Desde la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) creen que esta anuncio «surge en respuesta a lo que han vivido muchos padres y madres en las últimas semanas de pandemia». «En este sentido, será una medida positiva que nace de una necesidad expresada por miles de familias –las que sufren directamente este tipo de situaciones–, aunque es una pena que llegue algo tarde porque la pandemia, el teletrabajo y las clases en online, las cuarentenas, etc, han provocado un enorme desgaste en las familias», han añadido.

Como han recordado, «no todo el mundo tiene facilidades en su trabajo, ante este tipo de situaciones» y han indicado que las organizaciones sociales y de familia llevan «mucho tiempo reclamando apoyo de este tipo, recogiendo el sentir de las familias».

«De hecho, en septiembre de 2020 desde la FEFN ya hicimos una petición al Gobierno para que creara permisos remunerados y no dejara abandonadas a las familias con niños. Dicho esto, aunque llega algo tarde, bienvenida sea la medida», han precisado.

«Esperamos que sea real, factible, y que venga acompañada de otras iniciativas de apoyo a la familia, muy necesarias, como la prestación universal por hijo a cargo, por citar una muy importante que existe en la mayoría de países de Europa. También nos parece positivo que estos permisos laborales se amplíen a otras situaciones, como acompañar a los padres al médico», han destacado.

La propuesta anunciada este jueves contempla incluir en la Ley de Familias un permiso por cuidado retribuido de al menos 7 días y hasta 9 días al año para atender a un familiar o conviviente. La Ley de Familias, en la propuesta inicial del Ministerio de Derechos Sociales y el de Igualdad, incluiría un permiso por cuidado retribuido de hasta 9 días (en el caso de que suponga un desplazamiento a otra comunidad autónoma) y de 7 (si es en la de residencia).

En estos momentos, la legislación española contempla dos jornadas, lejos de lo planteado desde la Unión Europea, que recomienda un permiso de este tipo de 5 días al año en la Directiva 2019/1158. Además, la propuesta elimina la exigencia actual de que se trate de una enfermedad grave para poder hacer uso de este permiso retribuido, de tal forma que podría aplicarse en los casos de COVID.

La otra medida que incluyen Derechos Sociales e Igualdad es la extensión de este permiso para cuidar a cualquier conviviente, que se sumaría al reconocido actualmente para personas en segundo grado de consanguinidad.