Quantcast

El ocio denuncia actuaciones «desproporcionadas» de la Policía en discotecas ante la exigencia del pasaporte covid

La Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunitat Valenciana (FOTUR) y la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana (CEOH) han denunciado actuaciones «desproporcionadas» llevadas a cabo por la Policía durante la pasada madrugada en discotecas y locales de ocio, en algunas de las cuales hasta «paralizaron la actividad en plenas sesiones» para comprobar el cumplimiento de las medidas de seguridad y del pasaporte covid.

El primer colectivo ha expresado mediante un comunicado sus «discrepancias» respecto a la actuación de los agentes y ha manifestado su «rechazo rotundo» a estos comportamientos «propios de un estado policial represivo».

Fotur ha denunciado que, en concreto, más de veinte agentes antidisturbios realizaron inspecciones a distintos locales, en los que llegaron a «ordenar la paralización de la actividad», una situación que, para la asociación, supone un «atentando contra el principio de libertad de empresa y las libertades individuales de los usuarios y clientes».

Desde la Federación han señalado que las puertas de los locales de ocio están «siempre abiertas para las fuerzas de seguridad» pero han remarcado que las actuaciones policiales «se deben realizar de manera discreta y no de forma coercitiva». Finalmente, Fotur se reserva «el derecho de las correspondientes acciones».

«CAMPAÑA DE REDADAS»

Por otro lado, la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana (CEOH) ha denunciado una «campaña de redadas» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad durante esta pasada noche «contra las discotecas» de la ciudad de València.

La asociación ha dirigido sendos escritos al secretario autonómico de Seguridad y Emergencias de la Generalitat, José María Ángel, y al concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de València, Aarón Cano, para transmitirle su «sorpresa e indignación» por el dispositivo de seguridad llevado a cabo, que han tildado de «absolutamente inoportuno e incalificable».

Desde la Ceoh han asegurado que los agentes llegaron a «interrumpir la actividad» de los locales de ocio para reclamar la identificación de las personas que se encontraban en el interior, una actuación que equiparan a «las redadas de las brigadas de la policía político social del franquismo».

En este sentido, han alertado de que «se castiga» a los locales de ocio con una actuación policial «desproporcionada» y han defendido que el sector «ha demostrado altura de miras» a la hora de asumir la implantación del pasaporte covid como mecanismo para «promover la seguridad sanitaria y la lucha contra la pandemia».

Asimismo, han denunciado la «persecución» al ocio nocturno, al que «se señala como supuestos culpables e incumplidores» de las medidas sanitarias para prevenir la covid.

Finalmente, han reclamado mantener una reunión de trabajo «urgente» para «evitar actuaciones desafortunadas» de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Esta situación coincide con la exigencia, a partir de este sábado, del certificado covid en la Comunitat Valenciana para poder acceder a locales de ocio y restauración con aforos de más de 50 personas; espacios dedicados a actividades recreativas y de azar con comida; eventos y celebraciones de más de más de 500 personas donde no siempre se pueda llevar la mascarilla y visitas a hospitales, cuando se permitan, y a residencias de servicios sociales.