Quantcast

Presidenta de FORTA: «Nuestras cadenas fueron capaces de trasladar a cada colectivo lo que más le interesaba»

La presidenta de la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión (FORTA), Mar Iglesias, defiende que durante lo peor de la crisis derivada de la pandemia de la Covid-19 sus cadenas «fueron capaces de segmentar la información y trasladar a cada colectivo aquello que más le interesaba, ya que del gobierno y las autoridades sanitarias emanaba mucha información que sólo las autonómicas fueron capaces de trasladar a cada uno de los territorios».

En una entrevista, Iglesias explica que «uno de los objetivos fundamentales» de los medios englobados en la FORTA es «ofrecer información de proximidad y de cercanía para la ciudadanía» y sostiene que, durante el confinamiento, las radiotelevisiones autonómicas «cumplieron su deber acercando a la sociedad toda la información más relevante relativa al Covid-19 que afectaba a su vida diaria».

«Los canales de la FORTA fuimos los únicos que transmitimos en todo momento las recomendaciones del gobierno central y las de los gobiernos autonómicos y locales. Sin los medios públicos autonómicos, mucha información y contenidos de interés para los ciudadanos no tendrían la difusión necesaria y, por tanto, muchos colectivos, proyectos y personas no tendrían cabida en televisión. Todo ello se ve reflejado en los datos de audiencia», argumenta.

A su juicio, la pandemia ha puesto en relieve la labor de los medios públicos autonómicos como servicio público esencial. «Durante los últimos meses, hemos continuado informando a oyentes y espectadores de manera rigurosa y objetiva. Hemos proporcionado información próxima de calidad reforzando la programación para poder cubrir la actualidad minuto a minuto, hemos realizado campañas para apoyar a los sectores más afectados por la crisis y hemos adaptado la programación a las nuevas necesidades de los ciudadanos», señala.

En este sentido, Iglesias añade que su tarea «continúa, más relevante actualmente que nunca» y señala que uno de los retos más importantes a los que se enfrentan ahora son los bulos y la desinformación: «un problema creciente al que nos enfrentamos en el entorno digital».

Preguntada sobre qué le diría a los políticos que abogan por la desaparición, Iglesias es tajante: «La actividad de los medios públicos autonómicos es de utilidad pública para los ciudadanos, sin ellos, muchos contenidos importantes no tendrían la difusión necesaria».

GENERACIÓN DE RIQUEZA TERRITORIAL

En concreto, pone de relieve que los medios públicos autonómicos potencian su labor divulgativa con innovación en contenidos educativos y culturales, y mediante la promoción de la creatividad, el talento y el emprendimiento. También contribuyen «a la generación de riqueza territorial, con un ecosistema de industria audiovisual innovadora y creadora de empleo que no existiría sin nuestros medios», destaca.

«Los medios públicos autonómicos atienden a la diversidad de cada comunidad autónoma y a la idiosincrasia particular de nuestras comarcas y pueblos. Los medios nacionales no tienen la posibilidad de llegar a ese nivel de información de proximidad», asevera.

En su opinión, los ciudadanos, en términos generales, aprecian y valoran el servicio audiovisual público autonómico. La última encuesta elaborada por FORTA indicaba que el 73,4 % de los ciudadanos considera que son un servicio público necesario. «Y las audiencias están en crecimiento, lo que muestra claramente que los ciudadanos aprecian la labor que realizamos», recalca.