Quantcast

La Rioja descarta «de momento» medidas restrictivas en residencias

El consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, ha anunciado que el Gobierno de La Rioja no se plantea «de momento» medidas restrictivas en las residencias de mayores regionales, a pesar de los dos brotes que, en la última semana, han aparecido en dos residencias (una de ellas en Haro y otra en Logroño).

En la actualidad el brote afecta a 44 personas (todas ellas residentes), 25 de ellas en el centro de Logroño y 19 en la de Haro.

El consejero, acompañado por la directora general de Dependencia, Discapacidad y Mayores, María Somalo, han querido analizar la situación de los centros de mayores en La Rioja que, como ha destacado, «desde hace bastantes meses estaban ‘limpias’ de contagios Covid» gracias, entre otros, a las medidas de prevención y especialmente a la vacunación que, como ha recordado, «finalizó en el mes de febrero para los residentes y trabajadores de los propios centros».

A pesar de ello «esta semana se han detectado dos brotes en dos centros riojanos y esta situación nos obliga a reflexionar, evaluar y valorar la situación en la que nos encontramos». De momento, ha insistido el consejero, «no se plantean medidas restrictivas ni en las visitas ni en la movilidad de los residentes» a expensas de la evolución de los contagios en los próximos días.

«Estos contagios -ha proseguido- están relacionados, sin duda, con la transmisión comunitaria que se está produciendo en estos momentos en La Rioja, en España y a nivel internacional».

De esta manera, el consejero ha explicado que «debemos normalizar» la situación actual y que el virus «puede entrar en las residencias» gracias a la vacunación, en estos momentos, «todos los casos positivos riojanos en estos centros son asintomáticos o con síntomas leves. Debemos asumir que la pandemia sigue y el contagio existe hasta que no haya una respuesta comunitaria correcta, a través de la vacunación. Forma parte de nuestra realidad y hay que convivir con el virus».

Ante ello, ha insistido, «no hay previsión de la adopción de ninguna medida de forma más intensa en este campo. Podremos analizar la situación de visitas a residentes en los centros, la aplicación que se está haciendo y el papel que está llevando en el Plan de Contingencia pero no tenemos voluntad de restringir derechos o situaciones de personas mayores de los centros».

EL ORIGEN DE LOS BROTES

Por su parte, María Somalo ha explicado que, el origen de los brotes de las residencias están relacionados, en un caso, por un residente contacto con un positivo y en otro por un trabajador del centro.

«Tenemos claro que un factor de riesgo añadido en estos días puede ser que los trabajadores habituales empiezan a disfrutar de periodos vacacionales y son sustituidos por trabajadores de nuevo ingreso. La pauta generalizada es que estos nuevos trabajadores entren ya con la vacuna pero en aquellos que no la tienen completa, sigue vigente la exigencia de realizar test de antígenos semanales».

La directora general ha insistido en destacar que «de momento no hay intención de restringir la movilidad, las salidas, las visitas de estas personas pero si la situación y la incidencia se viera agravada en los próximos días o semanas sí que hemos previsto ya una serie de medidas que iremos adoptando de manera progresiva».

«De momento descartamos categóricamente limitar las salidas de los residentes» porque «en su calidad de ciudadanos, mientras al resto no se nos limiten esos derechos fundamentales, tenemos que seguir garantizando esa libertad para las personas mayores».

«Como conclusión -ha finalizado- reiteramos que debemos normalizar que esta situación pueda pasar. No es grave que el virus entre en residencias de centros mayores porque tenemos muy claro que la foto es completamente distinta a situaciones de otras olas y se da la circunstancia de que todos los residentes y la mayoría de los trabajadores están vacunados. El escenario actual al que nos enfrentamos con la vacunación es absolutamente diferente».

«La vacunación es clave y efectiva porque si esto hubiera pasado hace unos meses, la fotografía hubiera sido muy distinta. Ahora hay 5 residentes ingresados en el hospital, la mayoría sin infecciones graves derivadas del Covid. Ninguno de ellos está en la UCI y se prevé que puedan recibir el alta en la próxima semana».

Ante esta situación, ha finalizado, «estaremos en alerta y muy atentos para controlar la evolución del virus en las residencias».