Quantcast

¿Qué es el punto de equilibrio en una empresa?

El punto de equilibrio es un instrumento que permite determinar el momento en el cual los ingresos percibidos por la realización de una determinada actividad igualan a la inversión necesaria para producirla. Tal y como escriben desde Autorizado Red, empresa líder en asesoría financiera, se trata de una herramienta fundamental.

Qué es el punto de equilibrio y para qué sirve

En términos generales, el punto de equilibrio es la igualación del monto total de dinero por ventas y otras contraprestaciones en relación con los costos totales involucrados en la producción de un bien o la prestación de un servicio. Por lo tanto, se trata del punto a partir del cual la empresa u organización comienza a percibir una ganancia sobre su inversión.

Este procedimiento permite determinar una multitud de factores y analizar los resultados esperados no solo para conocer cuánto tardaremos de recuperar nuestra inversión o qué tan alto será nuestro margen de ganancias, sino que nos permite evaluar un desempeño pobre de nuestra estrategia o viceversa.

Por lo general, se realiza con antes de comenzar un proyecto particular o poner en marcha una estrategia con el objetivo de tener, justamente, un objetivo que alcanzar para que nuestra actividad sea solvente y se costee a sí misma. Esto además nos ayudará a definir nuestra posición en el mercado, en relación con la competencia.

Cómo calcularlo

El cálculo del punto de equilibrio se realiza en función de la cantidad de unidades que debe venderse, sin importar verdaderamente el producto o servicio si, por ejemplo, se trata de una empresa que produce una multitud de productos diferentes.

En efecto, la expresión del cálculo hace una abstracción de los componentes reales en magnitudes que puedan ser sumadasrestadasdivididas y multiplicadas. Nosotros utilizaremos una expresión sencilla que se aplica a la comercialización de un solo producto; en caso de más de uno, el cálculo puede volverse más complicado en función del tipo de actividad y la envergadura de la empresa.

  • En primer lugar, los ingresos totales serán calculados mediante la multiplicación de la cantidad vendida (Q) por el precio unitario de cada producto individual (Pu).
  • Por otro lado, los costos totales se calculan sumando los costos fijos (CF) —que no dependen de la cantidad que se produzca; por ejemplo, el alquiler de la oficina— y los costos variables (CV) —aquellos que dependen de la cantidad producida; por ejemplo, la cantidad de plástico necesaria para un electrodoméstico—.
  • Por último, tenemos el costo variable unitario (Cu); esto es, el costo variable total dividido por la cantidad de unidades producidas.

La ecuación entonces será la siguiente:

Punto de equilibrio = costos fijos / precio unitario – costo variable unitario

*Esto dará como resultado la cantidad de unidades que se deben vender para cubrir los costos totales. A este resultado se lo conoce como Margen de Contribución Unitario (ganancia sobre los costos fijos).

El punto de equilibrio es una herramienta de cálculo que permite conocer la cifra en que el total de unidades vendidas cubre los costos y que el beneficio sea cero. Según Autorizado Red, empresa de asesoría financiera, este cálculo es muy versátil y permite conocer una multitud de aspectos sobre el desempeño y la salud de la empresa.