Quantcast

Colonial coloca 500 millones a 8 años y al 0,75% con una demanda tres veces superior

Colonial ha colocado una emisión de deuda de 500 millones de euros con vencimiento en ocho años y con un cupón del 0,75%, que ha registrado una demanda casi tres veces superior a la oferta y que destinará en parte a la recompra de la actual deuda.

BBVA, BNP Paribas, Crédit Agricole, IMI-Intesa Sanpaolo,Mediobanca, Natixis, Bank of America, CaixaBank, J.P. Morgan, Société Générale, Banco Sabadell, Bankinter, Deutsche Bank y Unicaja Banco han sido las entidades involucradas en la operación, según informaron en fuentes del mercado.

Esta nueva colocación de la socimi, que cotizará en el mercado español, se enmarca dentro del programa que la compañía registró en diciembre de 2019 para emitir obligaciones denominadas en euros por un importe total de 5.000 millones de euros.

La compañía ya comunicó el lunes al mercado que preparaba una nueva emisión y que lanzaría una recompra de bonos a los tenedores de sus emisiones de 500 millones de euros con vencimiento en 2023 y de 600 millones de euros con vencimiento en 2024, con el fin de seguir refinanciando su deuda.

La socimi ya ejecutó este mismo plan el pasado mes de octubre, cuando emitió 500 millones de euros en nuevos bonos, destinados, entre otros fines, a la recompra de 300 millones de euros de estas dos mismas emisiones. Recompró 193,8 millones de la primera y 107,6 millones de la segunda.

De esta forma, el importe pendiente del bono de 500 millones es ahora de 306,2 millones y del de 600 millones es de 493,3 millones de euros, por lo que la recompra podría alcanzar los 800 millones de euros, en función del importe que decida finalmente.

Por ahora, la compañía ya ha trasladado a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) su intención de recomprar todo el importe restante del primero y un cantidad aún por determinar del segundo.

«Con esta emisión, hemos querido aprovechar una ventana de oportunidad para reforzar la estructura de capital, mejorar la calidad de nuestra financiación alargando aún más sus plazos y reduciendo su coste medio y hemos podido constatar de nuevo el interés de los mercados por acompañar el modelo de éxito de nuestro plan de negocio»», explica la directora general corporativa de Colonial, Carmina Ganyet.

CASI 2.500 MILLONES EN LIQUIDEZ

A cierre del pasado mes de marzo, la firma de edificios de oficinas en renta presentaba una deuda neta de 4.315 millones de euros, el 93% compuesta por emisiones en el mercado de bonos y el resto formalizada con entidades financieras.

Con esta operación, la vida media de la financiación del grupo se extiende hasta los 5,2 años, respecto a los 5 años en marzo de 2021, con un coste medio del 1.63%, frente a 1,77 de marzo de 2021.

Asumiendo la finalización del programa de recompra anunciado esta semana, la liquidez de la compañía se situaría en el entorno de los 2.300 millones de euros, teniendo cubiertos los vencimientos de sus emisiones hasta el 2025, incluido.

Colonial mantiene una calificación crediticia de ‘BBB+’, según el rating de S&P Global, y de ‘Baa2’ por parte de Moody’s, ambos con perspectiva ‘estable’, lo que sitúa a la socimi como la inmobiliaria con «el mejor rating histórico del sector español y entre los mejores valorados en Europa».