Quantcast

La Alianza de CEOs Líderes para el Clima pide a los gobiernos acelerar la ambición para descarbonizar

La Alianza de CEOs Líderes para el Clima (Alliance of CEO Climate Leaders), un grupo que reúne a más de 70 de ejecutivos de las principales multinacionales del mundo, entre los que figuran las españolas Acciona, BBVA, Iberdrola, Inditex o la italiana Enel -matriz de Endesa-, ha pedido al G7 y a los principales líderes mundiales acelerar la transición ecológica y ser más ambiciosos para la descarbonización de la economía.

En una carta, el grupo reclama adoptar “acciones audaces” para una transición justa antes de la COP26, que tendrá lugar el próximo mes de noviembre en Glasgow (Escocia).

En este sentido, considera que los líderes mundiales deben ayudar “a impulsar la transición climática neta cero y la resiliencia” antes de esa cita, subrayando que las empresas están listas.

“Reconociendo la urgencia de actuar sobre el cambio climático, muchas empresas ya están dando un paso al frente. Al menos una quinta parte de las 2.000 empresas públicas más grandes del mundo, muchas de las cuales lideramos, se ha comprometido ahora a cumplir los objetivos de cero neto para mediados de siglo o antes, y el número está creciendo rápidamente”, destaca.

La misiva está firmada así por los presidentes de Inditex, Pablo Isla; Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; Acciona, José Manuel Entrecanales; BBVA, Carlos Torres, y el consejero delegado de Enel, Francesco Starace.

Así, la alianza llama a todos los líderes mundiales, incluidos los que se reúnen en la Cumbre del G-7, a cumplir con las ambiciones climáticas y permitir un mundo neto cero, y además “a trabajar junto con el sector privado para acciones más audaces sobre ambiciones compartidas dentro de un marco político más claro y más ambicioso”.

A este respecto, el grupo considera que para descarbonizar “a la velocidad y escala necesarias” para alcanzar el cero neto en 2050 a más tardar, se necesita “urgentemente un cambio de política transformador”.

Por ello, reclaman publicar contribuciones determinadas a nivel nacional “ambiciosas y alineadas” con los 1,5 grados centígrados que reduzcan a la mitad las emisiones para 2030 y comprometerse con el cero neto para 2050, “respaldado por hojas de ruta de políticas sólidas y objetivos provisionales”.

ESTABLECER OBJETIVOS DE DESCARBONIZACION “CREÍBLES”.

Entre sus peticiones también figura el desarrollar mecanismos de fijación de precios del carbono y obligar a todas las empresas a establecer objetivos de descarbonización “creíbles”.

También abogan por eliminar los subsidios a los combustibles fósiles y reducir los aranceles sobre los productos considerados ‘climate-friendly’, así como por impulsar las finanzas verdes y los mecanismos de transferencia de riesgos relacionados con el clima.