Quantcast

La pandemia aumenta la responsabilidad ambiental respecto a los automóviles

El responsable de diseño de investigación y servicio de Fjord, Steffen Becker, ha explicado este jueves que la pandemia ha aumentado la preocupación por el impacto ambiental respecto a los automóviles y que los usuarios buscan “más insistentemente opciones de conducción sin culpa”.

Lo ha dicho en el Automotive Innovation Lab (AIL) celebrado en Casa Seat, un espacio colaborativo de investigación, análisis y debate sobre el futuro de la automoción que ha reunido a Accenture Interactive, Atresmedia, Automobile Barcelona, Droga5, Google, Grupo Antolín, Iese, Racc, Seat y Shackleton.

Del estudio también se desprende que existe una mayor sensación de fragilidad y que el automóvil se ha convertido en un refugio seguro para que las personas “escapen de las restricciones impuestas por la pandemia”.

Las conclusiones han surgido a raíz de la investigación a gran escala para analizar el impacto de la pandemia en lo que los europeos sienten, piensan y hacen respecto a los coches y a su movilidad mediante 2.000 entrevistas en Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido.

COCHES ELÉCTRICOS

El atractivo de los coches eléctricos se ha incrementado y los consumidores lo vinculan al “estatus social”, con lo que casi la mitad de la población europea (44%) aspira a tener uno y, de ellos, el 45% prevé comprarlo en los próximos tres años.

Becker ha revelado claves para los anunciantes en el entorno de la movilidad tras la pandemia que se alzan como las más demandadas por los consumidores, entre las cuales se encuentra la mayor apertura de las personas a las herramientas digitales durante la compra de vehículos.

Y ha agregado que, mientras que el 64% asegura que se siente más libre conduciendo, para un 49% el conducir solo le hace escapar de los problemas diarios.

Según el informe, el 46% ha cambiado su mix de transportes ya sea diversificándolo o simplificándolo; por ejemplo, el 55% ha incorporado el hábito de caminar y el 40% ha incrementado el uso de la bicicleta por tratarse de opciones de movilidad saludables.

ACCESO A COCHE PROPIO

En este contexto, el coche se vincula a la “independencia” y el 60% valora más tener acceso ahora un coche propio que antes de la pandemia.

El miembro de la junta del AIL, Jorge Álvarez-Naveiro, ha declarado también que “las nuevas formas de movilidad están transformando completamente el interior de los vehículos” y que los interiores serán nuevas salas de estar en las que se podrá trabajar, relajarse o conectarse mientras existe el desplazamiento.

A pesar de que la mayoría prefieren seguir siendo propietarios, el 42% ha afirmado que estaría interesado en un servicio de suscripción, siendo el precio “uno de los factores más influyentes” a la hora de decidirse.