Quantcast

¿Por qué el renting puede ser una buena opción para ti?

El renting es un sistema de alquiler de coches a largo plazo que ayuda a resolver las necesidades de movilidad y ahorra gestiones de mantenimiento. Siempre ha sido la opción más rentable y segura para pequeñas y medianas empresas de poner un coche a disposición de sus empleados. Pero actualmente, es una alternativa especialmente valorada y muy interesante por la que muchos particulares se han decidido. 

Desde 2001, Leasys ofrece sus servicios y se han posicionado como líderes en este sector. Por lo que si estás pensando en cambiar o comprar por primera vez un coche, antes de tomar tu decisión, valora esta interesante alternativa. Aquí puedes encontrar las mejores ofertas de renting para particulares y es posible que sea la opción más atrayente para ti y que encaja perfectamente con tus necesidades actuales.

Con este sistema, el cliente se compromete al pago de una cuota mensual por un plazo de tiempo y un kilometraje que se establece previamente. Además, incluye una serie de servicios bastante amplios, donde como mínimo se hallan los gastos de mantenimiento y de seguro incluidos.  

El único requisito indispensable, más allá de los datos básicos y legales de todo este tipo de trámites, es tener la capacidad económica de asumir tal deuda de forma mensual. Por supuesto, hay ofertas para todo tipo de bolsillos.

Antes de tomar la decisión de comprar un vehículo, valora todo lo que supone esta alternativa, ya que puede ofrecerte grandes ventajas para tu economía personal y solventar las necesidades básicas de tu vida cotidiana.

Principales ventajas del renting

Una de las principales características del renting de coches es que las cuotas son conocidas antes de suscribir cualquier contrato. No existen oscilaciones en precios, es una cuota fija que se respeta durante toda la duración del contrato. por lo que se desestima el desembolso importante que se hace de entrada cuando se adquiere un vehículo nuevo.

Además, se tiene todo cubierto con un servicio personalizado, lo que significa despreocuparse de muchas gestiones. Para entenderlo mejor, esto supone en la práctica que gastos como el seguro, el mantenimiento del coche o la asistencia en carretera por una avería, por citar algunos ejemplos, quedan completamente cubiertos. Te olvidas de todos los trámites, gastos e impuestos que supone tener un coche en propiedad.

También puede resultar muy interesante el hecho de que una vez que se termina el periodo de alquiler establecido, tienes la opción de elegir otro modelo y así, no tener que estar atado durante años a un mismo coche. Y en estos tiempos, que tenemos una mayor concienciación por el cuidado y respeto por el medio ambiente, también tienes la posibilidad de elegir entre vehículos híbridos, eléctricos o impulsados por gas natural. 

Desde hace unos años, el auge del renting para particulares se ha disparado de manera muy destacada. En el pasado estaba más enfocado al sector empresarial y a los autónomos por sus ventajas administrativas y fiscales. Sin duda, les facilita la planificación de la tesorería, además de poder mantener una flota de vehículos más modernizada a un coste más bajo.

En todo momento, a efectos contables tanto para empresas como para particulares, este sistema ayuda a tener un mayor control de los gastos que supone un vehículo, y en la situación económica en la que nos encontramos actualmente, este punto es clave.

En resumidas cuentas, plantearse la opción de renting es saber que no se asumen riesgos. Se paga una cuota mensual y la empresa se encarga de solucionar todo en cada momento. Así se puede dedicar el tiempo a cuestiones más importantes.