Quantcast
jueves, 17 junio 2021 20:09

Le pegó justo a donde no debía ¡Y lo derribó!

Hay juegos que son peligrosos y solo lo deberían jugar profesionales y este es el ejemplo de que esto es cierto. Mira a este joven que debería haber lanzado el balón para pasarlo por el círculo del neumático pero algo falló y terminó derribando a su compañero.