Quantcast

El 67% de los españoles redoblaría el esfuerzo fiscal para que se pagase más a los trabajadores esenciales

El 67% de los españoles estaría dispuesto a pagar más impuestos para que se elevasen los sueldos de los trabajadores esenciales, según un estudio realizado por la European Tech Insights del Center for the Governance of Change (CGC) de IE University.

En este estudio, en el que se ha consultado a más de 2700 personas de distintos países europeos, se vislumbra que ha aumentado la responsabilidad colectiva a la hora de abordar los grandes problemas sociales evidenciados o agravados por la pandemia, como la mejora de la sanidad y la protección de los puestos de trabajo.

Muestra de ello es que el 61% de los europeos estaría dispuesto a pagar más impuestos para aumentar los sueldos de los trabajadores esenciales, dato que en países como Suecia o Reino Unido se eleva al 70%.

Además, el 75% de los españoles es partidario de crear una unión sanitaria europea para reforzar la cooperación en materia de sanidad pública (a nivel europeo, un 65%).

MIEDO A LA AUTOMATIZACIÓN

Por otra parte, el 83% de los españoles (y el 67% de los europeos) se declara a favor de impulsar políticas fiscales que ayuden a las personas y a las empresas a trasladarse a ciudades más pequeñas y núcleos rurales.

También es amplio el número de europeos dispuesto a establecer medidas para limitar la automatización en pos de proteger el empleo. Paradojicamente, los mayores de 45 años son más reacios (solo el 45% limitaría la automatización) que los situados entre la franja de edad de 18 y 44 años, que alcanzan el 53%.

Además, la pandemia también ha ejercido un impacto en la relación de los europeos con la ciudad. Este año se constata por primera vez una mayoría (43% frente al 41% en contra) que estaría a favor de reducir la presencia de automóviles en el centro de las ciudades mediante impuestos u otras restricciones.

“Este año hemos observado una aceleración y cohesión generales de las opiniones, en concreto con respecto a la sanidad, el apoyo a los trabajadores esenciales y el valor que damos a la creación de espacios urbanos más verdes. Si bien la coexistencia de algunas diferencias basadas en argumentos políticos, culturales o históricos es evidente , parece claro que la experiencia colectiva de la COVID-19 y el aislamiento ha generado, en muchos casos, un sentido de la solidaridad y la responsabilidad que antes no se manifestaba”, ha apuntado el director académico del Center for the Governance of Change de IE University, Oscar Jonsson.