Quantcast

Cómo preparar brócoli con bechamel con el que te chupes los dedos

El día de hoy, hay infinitos modos y maneras de preparar el brócoli, logrando así que en cada receta que se utilice sea una delicia absoluta que todos en tu mesa disfruten, todo lo que se necesita en esta receta es cocerlo al vapor, una vez que ya fue condimentado con sal y un poco de aceite para que te quedes chupando los dedos de lo rico que estará.

Muchas personas opinan que el brócoli es un alimento poco atractivo a la vista y algo desabrido que se puede preparar de 7 formas diferentes. El día de hoy, queremos lograr que te maravilles con esta increíble receta de brócoli con bacon y bechamel. Todos los platos que llevan bacon y salsa bechamel suelen ser un platillo altamente delicioso para nuestras papilas gustativas. Preparando esta receta e invitando amigos y familia lograrás impactar a todos con esta comida tan deliciosa.

Ingredientes para preparar el brócoli con bechamel

Ingredientes para preparar el brócoli con bechamel

La cantidad de ingredientes que te mencionaremos a continuación, alcanzará para que realices una porción que rendirá para tres personas.

Lo primero son 500 gramos de brócoli, 100 gramos de bacon en lonchas, 25 gramos de mantequilla, 25 gramos de harina de trigo, 500 ml de leche y 100 gramos de queso rallado. También hará falta una pizca de sal y de pimienta.

Receta del brócoli con bacon y bechamel

La dificultad de esta receta se cataloga como nivel fácil a intermedio. Su tiempo de preparación dura alrededor de 15 minutos y su cocción un tiempo estimado de 45 minutos, lo que nos deja una cantidad de 1 hora de tiempo para poder tener todo listo.

El primer paso que debemos realizar para comenzar a preparar nuestra deliciosa receta es separar los floretes del brócoli y su tallo, los cuales se cortarán en trozos que posean todos unos tamaños similares entre ellos.

Guardaremos el tallo del brócoli para otra elaboración. Lo siguiente será colocar sobre una vaporera en la cual se cocinarán gracias al vapor que sale de esta, lo dejaremos ahí cocinando por un tiempo estimado de 15 a 20 minutos, o hasta que se encuentre un poco más por debajo de su punto de cocción.

El siguiente paso a realizar en esta deliciosa receta será cortar el bacon para luego colocar dentro de una sartén que esté muy caliente, el cual saltearemos durante un par de minutos hasta que el bacon se cocine a la perfección.

Luego, proseguiremos preparando la salsa bechamel, para lo cual tienes que conocer el ingrediente secreto. El primer paso para hacerla es calentar la mantequilla en una olla que posea un tamaño bastante amplio. Cuando esté suficientemente caliente y derretida, le agregaremos la harina, para después remover la mezcla hasta que esta se tueste bien.

Agregaremos la mitad de la leche, para luego comenzar a remover utilizando unas varillas metálicas para que podamos evitar que se formen grumos. Cuando esta alcance nuevamente el hervor, lo salpimentamos y también agregamos la leche poco a poco con cuidado, mientras se cose a un fuego suave, por un tiempo de 20 minutos.

Ahora, cubriremos la base de una fuente de horno con una capa de la salsa bechamel, y después sobre ella colocaremos una capa de brócoli. Agregaremos otra capa de bacon y luego una capa de queso rallado. Nuevamente cubriremos con otra capa de bechamel y así iremos repitiendo cada capa.

Lo siguiente será regar con el resto de la bechamel, para luego espolvorear utilizando más queso rallado y algunos dados de mantequilla. Esto es opcional, pero te garantizamos que le aportará un sabor extra especial a tu plato. Ahora, hornearemos a unos 200ºC durante unos 20 minutos aproximadamente hasta que se comience a dorar en su superficie.

¿Con qué podemos acompañar el brócoli con bacon y bechamel?

¿Con qué podemos acompañar el brócoli con bacon y bechamel?

Este platillo es tan delicioso y completo que no necesita de contorno alguno, se puede comer por sí solo como si fuera un único plato, pero también podría servir como guarnición si comerás algún tipo de carne o pescado.

Todo dependerá de ti, de cuánta hambre tengas y si quieres tener una comida que sea ligera o una pesada. Del modo que sea y con lo que se acompañe, no te arrepentirás de haberlo preparado, sino al contrario, te preguntarás por qué tardaste tanto en hacerlo. Hasta las personas que no son amantes del brócoli sabrán disfrutar y apreciar este exquisito platillo.

Consejos y trucos

Consejos y trucos

Como has de saber, el brócoli es familia de las crucíferas, estas poseen un olor bastante característico debido al alto contenido en compuestos sulfatados que tienen. Muchos estudios han demostrado que estas sustancias reducen notablemente el riesgo de sufrir de distintos tipos de cáncer por lo que se recomienda bastante su consumo diario.

Este plato de brócoli y bacon con salsa bechamel está cocinado utilizando como base las verduras y legumbres que son pertenecientes a los platos de comida de la cocina tradicional, que por regla este es consumido principalmente durante todo el año y suelen ser servidos casi siempre a los comensales como su primer plato.

Como todas las verduras, el brócoli es dueño de un valor energético bastante bajo. El brócoli es una excelente y gran fuente de fibra, además tiene grandes cantidades de vitamina C, ácido fólico y betacarotenos, estas últimas que mencionamos, por si no lo sabías, contienen propiedades antioxidantes.

En la salsa bechamel, intervienen varios ingredientes como la mantequilla y la harina, estos ingredientes ocasionan que se enriquezca esta salsa con bastante energía que es procedente de los hidratos de carbono complejos y grasa. Esto significa que nos encontramos frente a una salsa calórica un poco alta, así que si lo deseas, podrías bajar un poco el contenido graso de ella reemplazando la leche normal por leche desnatada, esto le restará calorías y grasa a la salsa bechamel.

Ahora que sabes los ingredientes, el tiempo de preparación, la dificultad y los pasos de esta receta, ¿qué estás esperando para sorprender a tu familia con este exquisito y divino plato? De seguro hasta los más chiquitines de la casa amarán tanto este platillo como los adultos.