Quantcast

Qué es el pago recurrente

El pago recurrente o pago por suscripción, es aquel que se cobra de manera automática y periódicamente, lo usual es que sea de forma mensual. Para ello los clientes pueden autorizar a los negocios, así estos podrán cobrar una determinada cantidad a cambio de algún servicio o bienes. Este es un método de pago que se ha vuelto muy popular hoy en día, siendo usado por un gran número de empresas y negocios, como los que ofrecen servicio de juegos, música, vídeos, cajas de suscripción, entrega de alimentos a domicilio y muchas otras más.

Uno de los atractivos del pago recurrente es que ahorra tiempo, tanto a las empresas como a los clientes, al momento de pagar o cobrar por el servicio en cuestión. Esto le permite a las empresas la comodidad de no perseguir a sus clientes para cobrarles, ya que el pago recurrente se hace de forma automática  hasta que el cliente haya cancelado su suscripción.

Este modelo de negocios no solo ayuda a predecir los ingresos o a planificar el presupuesto de una empresa, también es muy útil para aquellos negocios que cuenten con servicios o productos basados en la suscripción.

Funcionamiento del pago recurrente

Funcionamiento del pago recurrente

Este es un proceso muy sencillo, para ello solo tendrás que seguir estas instrucciones:

  1. Para comenzar, deberás elegir la opción de pagos recurrentes. Para esto tendrás que visitar el negocio y elegir este modelo de cobro para pagar por los productos o servicios que deseas.
  2. Deberás aceptar los términos y condiciones del pago recurrente. Entre estos se encuentra el cronograma de pagos, el monto, las tarifas y otros términos de importancia.
  3. Luego tendrás que proporcionar tu información de pago.
  4. Cuando la transacción sea aprobada por la entidad bancaria o la compañía de la tarjeta de crédito. El pago será procesado y la transacción se completará.
  5. Finalmente, una vez que la transacción se haya completado, podrás recibir la factura en la que se te indica que el pago ha sido procesado, junto con el monto del pago.

Y listo, así de fácil. Los pagos se harán de forma continua hasta que llegue la fecha de vencimiento (en caso de que la haya) o hasta que decidas cancelar tu suscripción.

Diferencias entre el pago recurrente y el pago único

Diferencias entre el pago recurrente y el pago único

El pago recurrente permite que los usuarios liquiden de manera periódica y automática, a cambio de la prestación de un servicio o la entrega de un producto.  Para los pagos recurrentes se pueden afiliar tarjetas o mediante la domiciliación bancaria. Para ello es necesario que el titular otorgue su consentimiento y este podrá cancelar los pagos cuando lo desee.

Por otro lado, el pago único permite adquirir uno o varios vienes en  un determinado momento. A diferencia del pago recurrente, se deberá pagar el importe de manera instantánea y en el momento preciso que se vaya a adquirir el producto o a disfrutar de un servicio.

En resumen, la diferencia principal que existe entre los pagos recurrentes y los pagos únicos, es la periodicidad de cada uno.

Ventajas e inconvenientes con los pagos recurrentes y los pagos únicos

Ventajas e inconvenientes con los pagos recurrentes

Entre los aspectos positivos  de los pagos recurrentes y los pagos únicos están los siguientes:

  • El pago recurrente le permite a los proveedores de servicios contar con ingresos regulares.
  • Además, al realizarse de manera automatizada a través de la domiciliación, el riesgo de que los clientes no paguen disminuye de forma significativa.
  • La automatización también revierte de manera positiva el proceso de las operaciones de cobro, lo cual hace que los costos asociados a estas se reduzcan.
  • Por otro lado, los consumidores se ver beneficiados del pago recurrente, pues se ahorran el tiempo y la energía necesarios para la realización de trámites presenciales.
  • Los usuarios también pueden gozar de una mejor gestión de sus gastos habituales, llegando a planificar sus finanzas por un largo plazo.

Aunque entre los aspectos negativos del pago recurrente están los siguientes puntos:

  • Esta modalidad de pago es bastante limitada, pues solo se aplica en aquellos productos o servicios que estén relacionado con cargos por consumo. Un ejemplo de esto son las membresías, las suscripciones a algunas plataformas o aplicaciones, pólizas de seguros, entre otras.
  • No es una opción del todo conveniente en caso de que no se cuente con unos ingresos estables, ya que la falta de un pago pondría al usuario en un deudor. Y esto tampoco es beneficioso para la empresa.

Beneficios de los pagos únicos:

  •  En cambio, los pagos únicos permiten que los consumidores mantengan un total control de sus gastos, pues podrá decidir el momento pertinente para pagar o si se encuentra en las condiciones adecuadas para hacerlo.
  • Sin contar que los usuarios podrán familiarizarse con los productos o el servicio, antes de comprarlo y así asegurarse de que cumple con su demanda.