Quantcast

El secreto que nadie había conocido sobre la baraja de cartas española

La baraja de cartas española es mucho más que un juego, se ha convertido en parte fundamental de la cultura de nuestro país, y que curiosamente ha ido trascendiendo en todo el mundo. Hoy en día, este tipo de cartas suelen ser muy vendidas en muchos países, y esa importancia que le puede dar el nativo de España, en tierras extranjeras también suelen apuntarse a jornadas de entretenimiento en compañía de amigos y familiares.

Sobre todo en Sudamérica, una parte de este globo terráqueo donde el gusto por este tipo de juegos es bastante alta. La mente de un jugador de barajas es muy rápida, lo que pocos saben del tema suelen quedar sorprendidos ante las estrategias para cada jugada. Sin embargo, son trucos que van desarrollando en medio de la práctica.

Lo que traemos el día de hoy, es un repaso por esos detalles muy curiosos que giran en torno a las cartas y más allá de su atractivo, la forma en la que han llegado y ha traído ese encuentro cultural que por lo visto no conoce de fronteras.

Hacia una aproximación en la historia

Hacia una aproximación en la historia

La historia siempre define lo que somos, la baraja de cartas española están arropadas por un cúmulo de curiosidades que han ido pasando de generación en generación, a sabiendas de que el juego viene del continente asiático, específicamente de China.

Su llegada a tierras europeas se da en el año 1375, y de allí fue donde empezó a cobrar vida en el transcurso de la Edad Media. De hecho, fueron los mismos pueblos originarios quienes adoptaron esta tradición como parte de su ideario, desarrollando símbolos que son los que vemos en su diseño.