Quantcast

Cómo reclamar si te has caído y herido por la nieve o el hielo

Filomena llegó, descargó y se fue. Y ahora nos hemos quedado con las calles nevadas y llenas de hielo y a reclamar. Las urgencias están colapsadas, y no por el coronavirus, que también.  Y es que llegan a centenares los pacientes que han sido víctima de un traumatismo por caída en la calle. El hielo está haciendo estragos y los resbalones son muy habituales. Prácticamente todo el que se haya atrevido a salir, ha tenido algún susto o se ha encontrado con el suelo. Pero de esos, un gran número ha sufrido alguna rotura o lesión. Y claro, hay que llevarlos al hospital.

Hay que ver hasta qué punto es culpa nuestra por salir a la calle y hasta donde es culpa del ayuntamiento por no actuar. Lo que siempre puedes hacer tras una caída o herida es reclamar al consistorio. Sobre todo si ha sido debido al hielo o la nieve que ocupan nuestras aceras y lugares de paso común. Según algunos expertos, la reclamación siempre es posible. Pero estos mismos expertos no nos dan muchas esperanzas de que nuestra denuncia prospere. Vamos a ver de qué forma puedes reclamar ante una caída, herida o lesión por el hielo o la nieve.

Lo primero es demostrar

caída

Imagínate que estás andando por la acera, por esos caminos que los vecinos tan amablemente han abierto y pisas mal. Pisas una placa de hielo, te resbalas y te vas al suelo. Y la mala suerte no termina ahí, ya que te has roto un hueso. Puedes reclamar.

Pero claro, para que la reclamación vaya hacia adelante y se puedan cobrar los daños, deberás demostrar la negligencia. Es decir, deberás aportar pruebas de que la administración, es decir, el ayuntamiento, ha cometido una negligencia.

La negligencia significa que la activación de los planes de emergencias no se ha hecho efectiva. Sabiendo que venía un temporal, deberás probar que la administración no ha puesto todos los medios disponibles y que tú te has caído por su culpa.