Quantcast

Cómo cuidar tus ojos si pasas mucho tiempo frente al ordenador

El incremento e interés que se le da a la tecnología, en nuestros días, ha logrado la posibilidad de llevar a cabo oficios académicos y laborales, de forma on-line, haciéndonos invertir una gran cantidad de tiempo frente a la pantalla de nuestro ordenador, lo cual, a pesar de ser muy cómodo y útil, también puede llegar a ser dañino para nuestros ojos, en particular si usas lentillas.

De hecho, el auge masivo de la tecnología, en los últimos tiempos, la ha convertido cada vez más en parte de nuestro día a día, por lo que, actualmente, es sumamente común el contar con un dispositivo electrónico en casa, de hecho, la mayor parte de la población mundial posee, al menos, un ordenador. Y es por todo esto que, a continuación, te diremos cómo cuidar tus ojos frente al ordenador.

¿Cuáles daños causa la luz del ordenador en tus ojos?

¿Cuáles daños causa la luz del ordenador en tus ojos?

Antes que nada, es muy importante conocer, cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos, al exponer nuestros ojos, una gran cantidad de tiempo frente a la pantalla de nuestro ordenador. De hecho, se han llevado a cabo diversos estudios científicos, que han evidenciado cuáles son los daños más comunes, por lo que te hablaremos un poco sobre cada uno de ellos.

La primera afección, y sin duda la más común, es la denominada “Fatiga visual” la cual, como su mismo nombre lo indica, se presenta en nuestros ojos como una sensación de cansancio, que nos produce cierta molestia y dificultad para mantener la concentración y la vista fija en un objeto.

Por otro lado, también se produce el “Ojo seco”,  el cual se presenta ante nosotros como una  sensación muy parecida a la que sentimos al momento de decir “Tengo un sucio en el ojo”. Este síntoma puede generar principalmente ardor y enrojecimiento en la retina.

Otro factor de riesgo, asociado a las horas prolongadas frente al ordenador es, “Pérdida de la agudeza visual”, y esta produce en nuestros ojos, la falta y/o dificultad de observar con nitidez, objetos que se encuentran a distancia. Igualmente ser la causa por la que te tiembla el ojo.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es otro de los riesgos a los cuales nos enfrentamos frente al ordenador, y es que, de hecho, esta enfermedad afecta directamente a la retina, y produce, la pérdida parcial de la capacidad visual central de quien la padece.

Normalmente, esta enfermedad se produce a partir de los 75 años de edad, pero, se ha evidenciado que, un uso excesivo y prolongado de aparatos y dispositivos digitales, sin duda puede adelantar unos cuantos años su aparición.

Por último, pero no menos relevante, está como factor de riesgo la aparición de la “Miopía” o en todo caso, la agravación de la misma, la cual es una afección de la vista que imposibilita ver de lejos con nitidez, produciendo la pérdida del detalle visual.

De hecho, es precisamente el uso excesivo de la pantalla del ordenador, lo que puede llegar a desarrollar esta anomalía en pacientes muy jóvenes como los niños, sobre todo para aquellos que poseen predisposición genética a la miopía.

Ahora, seguro te preguntarás, cuál será la razón por la cual, la luz generada por la pantalla de nuestro ordenador, es tan dañina para la vista, si abusamos del tiempo prudente de uso de la misma, pues, a partir de acá, procederemos a explicarte de la manera más resumida y detallada posible, las causas de ello.

¿Por qué la luz del ordenador genera daños en el ojo?

¿Por qué la luz del ordenador genera daños en el ojo?

Primeramente, la fatiga visual se produce principalmente debido a que, cuando nos encontramos frente a la pantalla, nuestro cerebro está adquiriendo una gran cantidad de información, manteniéndonos en unestado de alerta constante, inhibiendo así el continuo parpadeo, por ejemplo, normalmente parpadeamos cada 10 segundos, pero sin darnos cuenta, ante la pantalla somos capaces de no parpadear por casi medio minuto.

Esta demora inconsciente del parpadeo, genera sin duda en nosotros, un estado de cansancio luego de un tiempo, ya que el ojo se encuentra enfocado por mucho tiempo en un mismo punto, lo que además, produce la sequedad del mismo por la falta de la lágrima, que al parpadear, debería humedecer naturalmente al ojo, generando la poca lubricación del mismo, y por ende, ardor y enrojecimiento.

Además de esto, al mirar la pantalla del ordenador, el ojo está haciendo un esfuerzo para mantener el enfoque nítido y cercano de lo que se visualiza en la misma, ya que mayormente lo que observamos son letras e imágenes, el ojo junto al cerebro hace una especie de asociación de formas y colores de cerca, que, luego de un tiempo, produce la distorsión de elementos lejanos.

Recomendaciones para cuidar tus ojos frente al ordenador

Recomendaciones para cuidar tus ojos frente al ordenador

Lo mejor que puedes hacer, es tomar períodos de descanso, no te exijas pasar demasiadas horas seguidas frente al ordenador si no es necesario, organiza bien tu día y programa al menos de 15 a 20 minutos de descanso mínimo entre tareas.

Es muy importante que en estos periodos, no uses otro tipo de pantalla, como puede ser la de tu teléfono o tablet, sino que te concentres en alternar tu visión en objetos lejanos. Te recomendamos levantarte del asiento, poner tu canción favorita y mirar por la ventana hacia las montañas o el paisaje que se refleje desde la misma.

  • Utiliza gafas con antirreflejo, ya que este es un producto que  tiene la capacidad de actuar como un filtro, para eliminar los reflejos producidos por la luz que generan dificultades para ver correctamente, y por ello, es ampliamente recomendado utilizarlos al momento de estar frente a un ordenador.
  • Mantén una distancia considerable de la pantalla, ya que mientras más cerca estés de ella, más esfuerzo debe realizar el ojo para enfocar, y por ende, sufre de más resequedad. La distancia ideal sería de unos 40 o 60 centímetros.
  • Asegúrate de contar con una buena iluminación, no utilices tu ordenador a oscuras o en lugares donde predomina la sombra, mantente siempre en un sitio ampliamente iluminado, ya sea cerca de una ventana por la luz natural, o en todo caso, con una bombilla de alto rango de iluminación.
  • ¿Recuerdas lo que comentamos de parpadear? Bien, si comienzas a sentir una leve incomodidad  en tus ojos, tómate al menos 1 minuto para parpadear correctamente y humedecerlo.
  • Ajusta el brillo de la pantalla, procura que no sea extremadamente brillante, pero que tampoco sea muy opaca, ya que en ambas situaciones, los ojos sufren daños. Mantén un balance entre los niveles de luminosidad.