Quantcast

Qué es un antígeno

Un antígeno es una molécula ajena o tóxica para el organismo. Cuando ingresa al organismo, el sistema inmunológico reacciona produciendo anticuerpos y causa una respuesta inmunitaria y la activación de linfocitos T. Existen diferente tipos de antígenos, dependiendo del tipo célula de donde provenga.

Los antígenos normalmente son reconocidos por una gran cantidad de receptores de células T o B. Estas comúnmente son proteínas o polisacáridos, en donde están bacterias, virus, o cualquier tipo de microorganismo.  Los antígenos se clasifican dependiendo el lugar de origen, es decir que si provienen del exterior o interior.

Existen test de antígenos que se utilizan para detectar a un virus en específico. Por ejemplo la PCR que se utiliza para detectar a pacientes con COVID-19, es una especie de prueba. Para estas los anticuerpos cumplen un papel fundamental, debido a que se tiene que seleccionar  al anticuerpo indicado, que reacciona con la proteína del virus.

Los anticuerpos son los encargados de proteger al cuerpo en caso de que el organismo se encuentre afectado por un virus o bacterias. Estos son producidos por el sistema inmunológico y se encargan de destruir a estos microorganismos.

Origen de los antígenos

antigeno
antige

Dependiendo del origen del antígeno este se puede clasificar, ya sea que este provenga del interior o exterior.

Antígenos exógenos. Estos se refieren al antígeno que entro al organismo desde el exterior, ya sea vía respiratoria, inyectada o ingestión.  Normalmente para responder a estos antígenos, es de forma subclínica. Estos se extraen de las células que presentan los antígenos a través de endocitosis o fagocitosis.

Algunos tipos de antígenos pueden ingresar al cuerpo como endógenos, y luego  ser endógenos, como  un virus intracelular. Un antígeno intracelular puede liberarse nuevamente al sistema circulatorio, una vez la célula infectada sea destruida.

Antígenos endógenos.  Esta clase de antígeno son los que se generan en el interior de una célula,  esto se debe al metabolismo celular normal o en el caso de padecer una infección viral o bacteriana intracelulares. Si estos son reconocidos por linfocitos T activados, estos causan apoptosis de la célula infectada.

Tipos de antígenos

tipos antigenos

Autoantígenos. Esta es una proteína normal o complejo de proteínas, que se conocen como ADN o ARN, el cual el sistema inmunológico reconoce. Normalmente estos antígenos no activan el sistema inmunológico. Sin embargo, las personas que sufren enfermedades autoinmunes, los linfocitos por algún factor genético o ambiental, comienzan a atacar a estos antígenos.

Antígenos tumorales. Estos son aquellos se presentan debido a moléculas MHC I o MHC II, que están en la superficie de células tumorales. Normalmente existen antígenos de células normales o tumorales, que tienen el nombre de antígenos asociados a tumores. El sistema inmunológico los reconoce, y es capaz de destruir la célula tumoral antes que esta se riegue a todo el cuerpo (metástasis).

Antígenos nativos.  Este es el  antígeno que mantiene su forma original y no ha sido procesado por una CPA en partes pequeñas. Lo linfocitos son incapaces de unirse a esta clase de antígenos, dedico a que necesita de la ayuda de  CPAs pa que la procese. Mientas que los linfocitos B  pueden activarse debido a este tipo de antígeno

Cómo funciona un test de antígenos

test antigeno

Los test de antígenos se utilizan para confirmar la presencia de un virus al detectar sus proteínas.  Casi todos los test aunque pueden variar en algunos puntos  funcionan de forma similar.

Para hacerlo se fijan en un soportes anticuerpos específicos que reaccionan contra algún antígeno del virus. Normalmente se utiliza la proteína de la superficie de la envoltura, que se proyecta hacia el interior. En el caso de que haya partículas virales, estas quedaran fijadas al anticuerpo. Es decir que el virus o antígenos quedaran capturados por el anticuerpo.

Luego de esto, se añade un segundo anticuerpo, con la intención de capturar al virus entre dos anticuerpos. El segundo anticuerpo tiene la función de poner en manifiesto la reacción. En caso de que sea positiva, demuestra que la persona estaba infectada por el virus.

Estos test suelen ser muy rápidos y sencillos además que no se necesitan de reactivos costos, máquinas, o personal cualificado. Un ejemplo muy común son las pruebas PCR, que se aplican para detectar si una persona está contagiada por el coronavirus.

Qué son los anticuerpos 

anticuerpo

Los anticuerpos son proteínas que  forman parte del sistema inmunológico, estas están circulando en la sangre constantemente. En el caso de que reaccionen a una sustancia extraña, como algún virus o bacterias, estos las destruyen. Cuando el cuerpo es expuesto a una clase de antígeno peligroso, los anticuerpos que fueron formados para combatirlos, persisten en el sistema sanguíneo, para el futuro, en el caso de volver a contraer el virus.

La estructura de un anticuerpo consiste en dos cadenas ligeras y dos más pesadas, y el extremo consta con una región hipervariable. Esta región es la que hace cambiar de un anticuerpo a otro, y es la que permite contar con una gran variedad de anticuerpos para responder a los tipos de antígenos.

Como se mencionó anteriormente los anticuerpos cumplen la función de atacar y proteger al cuerpo de antígenos malignos como virus y bacterias. Sin embargo en ocasiones estos pueden atacar a una estructura propia del organismo, esto sucede en personas que padezcan de alguna clase de enfermedad autoinmune, que pudo adquirir de forma ambiental o genética.