Quantcast

Las enfermedades que han puesto en vilo la vida de los colaboradores de Sálvame

Uno de los programas más influyentes de la televisión español es sin duda alguna Sálvame. Un fiel referente de los temas del corazón y la tertulia social que ha llegado para quedarse de una forma muy importante. Los años han sido testigos de lo mucho que han crecido y evolucionado cada uno de sus colaboradores, quienes justamente son el atractivo principal en el plató de Telecinco.

Con todas sus variantes en la parrilla programática, y ese derroche de tertulia que suelen presentar los implicados en el día a día, también han tenido episodios muy lamentables donde su salud ha estado en graves peligros.

Pues sí, contrario a lo que muchas personas piensan, este tipo de personalidades al igual que todos los ciudadanos, pasan y tienen que sobrepasar dificultades en su vida. Y en el caso de las enfermedades no la han tenido para nada fácil. Lo que sí queda claro, es que han sido unos verdaderos guerreros para seguir en esta ventana de entretenimiento que la gente busca por doquier.

Descubre ahora mismo cuáles son las enfermedades que han puesto en jaque la vida de muchos de los colaboradores que has visto brillar en Sálvame.

Lydia Lozano, la tertuliana de Sálvame padece de tanorexia

Lydia Lozano, la tertuliana de Sálvame padece de tanorexia

Una de las tertulianas más originales que se ha ganado a pulso esta distinción en Sálvame es Lydia Lozano. Gran luchadora, que no la ha tenido para nada fácil en el medio artístico. Lo que sí podemos referir de ella es que es una extraordinaria periodista, pese a las fallas que ha tenido a lo largo de los años. Y es que, de por sí su nombre llama polémica, algo que la acompaña a todos lados. Lo que pocos saben es que la colaboradora padece de tanorexia.

Se trata de un trastorno considerado de alta peligrosidad, categorizado como de origen psicológico. Este problema de salud lo pudimos conocer en el año 2019, y esconde esa adicción muy obsesiva hacia el bronceado. Tenemos en cuenta que es una condición donde la persona como tal nunca está conforme con su tono de piel, trayendo graves consecuencias por los rayos UVA.