Quantcast

Facua alerta de una posible filtración de datos de usuarios de Fortnite

Facua-Consumidores en Acción ha presentado una denuncia contra la empresa estadounidense Epic Games ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por una posible filtración de datos de usuarios de su videojuego Fortnite.

Según informó este miércoles la organización, el sistema del videojuego presenta “distintas vulnerabilidades que permiten que terceros puedan acceder a información personal de la cuenta de los usuarios, incluyendo sus datos bancarios, así como escuchar conversaciones privadas que los afectados mantengan dentro del juego”.

De esta forma, a juicio de Facua, habría sido suficiente con que el jugador hubiera pinchado en un enlace fraudulento que simulaba ser parte del videojuego para que toda su información estuviera expuesta debido a un fallo relacionado con los identificadores únicos de acceso de su cuenta.

La organización de consumidores subrayó que el Reglamento Europeo 2016/679, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de esos datos, recoge que estos deben ser “tratados de tal manera que se garantice una seguridad adecuada”. Esto incluye la “protección contra el tratamiento no autorizado o ilícito y contra su pérdida, destrucción o daño accidental”.

Por último, la asociación también manifestó que, teniendo en cuenta el “alto número” de posibles afectados de este videojuego de alcance mundial, la infracción de la normativa de protección de datos tiene “una gran envergadura que la AEPD debería tener en cuenta a la hora de fijar una sanción”.

A este respecto, dicho reglamento también establece que las multas se impondrán, entre otros factores, teniendo en cuenta “la naturaleza, gravedad y duración de la infracción, la naturaleza, alcance o propósito de la operación de tratamiento de que se trate así como el número de interesados afectados y el nivel de los daños y perjuicios que hayan sufrido”.

La asociación indicó como cantidades a aplicar 20.000.000 de euros como máximo o, si se trata de una empresa, de una cuantía equivalente al 4% como máximo del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior, optándose por la de mayor cuantía.