Quantcast

Arrestan a dos niñas de 11 y 12 años que planeaban matar al menos a 15 estudiantes y “beberse su sangre”

Dos alumnas, de 11 y 12 años de edad y que acudían a un colegio en el estado de Florida (EE.UU.), fueron arrestadas el martes después de haber confesado que tenían planeado un supuesto “complot para matar a los estudiantes”, tal y como informó el jefe de policía del condado de Bartow, Joe Hall.

Las niñas, de la Escuela Secundaria Bartow, “querían matar al menos a 15 personas”, comentó Hall en rueda de prensa. Las dos “estaban esperando en el baño la oportunidad de encontrar niños más pequeños a los que pudieran dominar para ser sus víctimas”.

Ante los investigadores, les pequeñas reconocieron ser “adoradoras de Satanás”. “El plan era matar al menos a un estudiante, pero esperaban matar a entre 15 y 25 estudiantes”, tal y como indica la declaración de las menores. “Al matar a todos estos estudiantes tenían la esperanza de que las haría peores pecadoras, asegurándose de que después de que se suicidaran…. se irían al infierno para poder estar con Satanás”.

Bartow Police Departament

En el momento del arresto, las autoridades incautaron diversas armas entre ellas un cuchillo de carnicero, otros cuchillos, tijeras y un cortador de pizza, según ‘Fox News’.

Según ‘CBS Los Ängeels’, la policía asegura que las niñas querían beber la sangre de sus víctimas en una copa que también fue incautada.

Bartow Police Departament

Tras la detención, las autoridades realizaron un registro en los domicilios de las menores en los que descubrieron más planes de ataque dibujados sobre un plano en el que estaba escrita la siguiente frase:  “Ir a matar en el baño”.

También se incautaron los teléfonos móviles de las menores. Entre sus mensajes destacaba uno que decía: “Dejaremos partes del cuerpo en la entrada y luego nos mataremos”.

Los detectives dijeron que las chicas idearon la trama mientras veían películas de terror en una de sus casas durante el fin de semana.

En una declaración publicada en Facebook, Hall dijo que nadie resultó herido en el incidente, y agradeció al personal de la escuela por “impedir que este complot se convirtiera en una tragedia”.

Las niñas enfrentan cargos de conspiración para cometer asesinato en primer grado y posesión de armas en la escuela, entre otros cargos. Corresponderá a los fiscales decidir si las niñas serán acusadas formalmente como menores o como adultas, dijo el subJefe de la policía, Bryan Dorman.