Quantcast

Pulpo a la brasa: el secreto que nadie te dice para que quede espectacular

El pulpo es uno de los moluscos preferidos en Galicia y como no, también en otras regiones de España, en las que, prepararlo de diferentes maneras, resulta siempre en un acierto. Son muchas las recetas con pulpo que puedes preparar en casa, y entre todas, una que es muy sencilla de hacer y con un resultado de calidad garantizado, se encuentra el pulpo a la brasa, el cual se presenta como la mejor opción para los primerizos con este molusco.

Si no tienes experiencia en la preparación del pulpo, con esta receta para que lo prepares a la brasa y que, además, incluye el secreto para darle el toque más espectacular de sabor, quedarás como todo un experto, así que descubre cómo hacerlo de manera perfecta y deleita a todos con un sabor de escándalo.

 

Cuál es la manera de limpiar el pulpo

Pulpo a la brasa: el secreto que nadie te dice para que quede espectacular

Bien, para comenzar, lo primero que debes tener listo es el pulpo perfectamente limpio; por lo tanto, tómalo, corta con un cuchillo filoso la parte de los ojos y voltea la cabeza para limpiar perfectamente el interior de la misma. 

Hecho esto, ubica el pico que se encuentra justo en el centro, ejerce presión con tus dedos y retíralo por completo. Al terminar, lávalo perfectamente, enjuagando cada tentáculo para eliminar cualquier exceso de arena. Congela el pulpo por 24 horas y cuando lo vayas a preparar, golpéalo antes un poco para que las fibras no queden duras al cocerlo.