Quantcast

La sexta ola sigue su descenso pero Cantabria suma otros seis fallecidos

La curva de la sexta ola sigue descendiendo en Cantabria, que, no obstante, no cesa su goteo de muertes por coronavirus y ha sumado este sábado seis más, que elevan el total de víctimas en la región a 729 desde el inicio de la pandemia.

Los fallecidos ayer comprenden edades entre los 67 y los 99 años y todos estaban vacunados. Se trata de tres hombres de 67, 75 y 98 años, el primero fallecido en el hospital de Sierrallana y los otros dos en Valdecilla; y de tres mujeres de 82, 91 y 99, las dos primeras en Valdecilla y la última en Sierrallana.

Mientras, los contagios siguen bajando y ayer se registraron 530, que son 248 menos que el día anterior. Con ello se ha reducido también la incidencia acumulada, pero esa disminución aún no se refleja en el número de hospitalizados.

Así, con datos de ayer sábado hay cinco pacientes Covid ingresados más que ayer, 198. Sí ha bajado el número de ingresados en la Unidad de Cuidados intensivos (UCI), que ha pasado de 27 a 24. De este modo, la tasa de ocupación hospitalaria ha crecido una décima, al 12%; y la de la UCI ha descendido más de dos puntos, hasta el 17%, con lo que ambas siguen en riesgo alto.

La tasa de ingresos hospitalarios a siete días ha mejorado ligeramente con respecto al viernes y está en el 32,4%, nueve puntos menos que la víspera, mientras que la de ingresos en UCI se mantiene en el 3,6%.

En la parte positiva, sigue bajando la incidencia acumulada, tanto a 14 días, con 3.052 casos por 100.000 habitantes, que son 116 menos que la víspera, como a siete días, con 1.218, que son 75 menos. En mayores de 65 años, la incidencia también continúa reduciéndose tanto a 14 días, con 1.759 casos, como a siete, con 709.

En la última semana se han detectado en Cantabria 7.097 positivos, que se elevan a 17.790 si se tiene en cuenta también la anterior. Así, el virus sigue en descenso con una tendencia del -34%. En cuanto a la positividad de las pruebas, ha bajado un punto, al 40,1%, de modo que todos los indicadores de transmisión comunitaria continúan en nivel de riesgo muy alto.

Con estos datos, la comunidad autónoma se mantiene en su conjunto en el nivel 3 (riesgo alto) por la pandemia del coronavirus.