Quantcast

Vox dice que las fronteras son «filtros de protección»

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha señalado este viernes que las fronteras «no son muros que separan a las personas», son «filtros de protección», que ha apuntado ayudan a «controlar la seguridad» de las naciones, de las personas.

Así lo ha expuesto en la inauguración del I Encuentro Frontera Sur ‘Inmigración ilegal e Islamismo’, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, donde ha querido diferenciar la frontera «legal frente a la ilegal», apuntando que en la primera consiste en «aceptar que existe un Estado, que existen unas normas y que las normas, como todo, se tiene que cumplir»; mientras que lo otro «es la ilegalidad, el contrabando de mercancías, el contrabando y la droga, el tráfico ilegal de las personas».

«Esa es la gran diferencia. Las fronteras no son muros que separan a las personas, son filtros que ayudan a controlar la seguridad de las naciones, de las personas. Son filtros de protección», apuntilló.

En este sentido, ha asegurado que Vox «sí» apoya la emigración legal pero «no» la inmigración «ilegal, el negocio de las mafias, la explotación de las personas»; al tiempo que ha defendido la «vida» frente «a la muerte, al drama personal y colectivo de quienes se juegan la vida».

Asimismo, ha rechazado lo que ha definido como «neo nueva explotación o nea esclavitud» en relación, dijo, de quienes pretenden convertirla en «mano de obra barata», al tiempo que defendió «la soberanía» frente «al globalismo apátrida».

«Alguien aceptaría que a quien han abierto la puerta amablemente y ha visitado su casa decidiese al día siguiente de estar como invitado en su casa, que en su casa no se come cerdo, que a partir de ahora se va a comer solo cordero, o que a partir de ahora su mujer, su pareja va a tener que ir siempre con el velo o con el burka o que los domingos no se va a misa (…). Las normas, las costumbres, lo que se come, lo que se reza, lo que se piensa, lo que se dice, lo hemos decidido libremente los que vivimos en este hogar (…)», apostilló.

En relación con ello, aprovechó para reclamar a Europa que escuche también a Canarias, así como a Ceuta y Melilla aunque no estén en aguas del Mediterráneo porque también «son frontera sur de Europa».

RECHAZA QUE LOS MIGRANTES SEAN «REFUGIADOS»

En su intervención, Ortega Smith ha rechazado que los migrantes que llegan a España sean «refugiados» políticos, religiosos o de conflictos bélicos, apuntando que es una «gran mentira» al matizar que «el 60 por ciento de la migración que ha llegado a Canarias o Ceuta y Melilla proviene de Marruecos».

En este sentido, se ha cuestionado «qué guerra hay en Marruecos, qué conflicto, persecución religiosa hay», al tiempo que ha admitido que «hay una minoría, claro que hay una minoría que tiene que ser acogida como refugiado» procedente de regímenes totalitarios, dijo, pero la «inmensa mayoría son refugiados económicos, que son utilizados».

Ortega Smith ha apuntado que quienes dicen que deben venir inmigrantes para pagar pensiones son los que «han fomentando esa irresponsabilidad del suicidio demográfico, que han apostado, apoyado y financiado el aborto, la eutanasia, que ha atacado la familias, los principios, los valores (…)».

Finalmente, ha incidido en que a través de la inmigración ilegal se están «colando terroristas islamistas», se está creando un «auténtico coladero de mafias del crimen».