Quantcast

Albares viajará a Argelia con el objetivo de garantizar el suministro de gas

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, realizará este jueves su primera visita a Argelia con la mirada puesta principalmente en garantizar el suministro de gas a España por parte del país magrebí en medio de la actual crisis diplomática de este con Marruecos.

La visita, según indican fuentes de Exteriores, permitirá a Albares mantener reuniones al más alto nivel, incluido su homólogo, Ramtane Lamamra –a quien ya vio la semana pasada en los márgenes de la Asamblea General de la ONU–, para repasar los principales temas de la agenda bilateral, regional e identificar sectores en los que los dos países puedan profundizar la relación.

El Gobierno tiene intención de reforzar la relación energética con Argelia, han precisado las fuentes, lo que explica que Albares viaje acompañado para la ocasión por los presidentes de Naturgy, Franscisco Reynés, y de Enagás, Antonio Llardén, «dos actores principales del sector». Asimismo, también se busca apostar por sectores innovadores en consonancia con la transición energética.

Argelia es el principal país proveedor de gas natural para España, buena parte del cual era transportado hasta ahora vía Marruecos, a través del gasoducto Magreb-Europa. Sin embargo, a raíz de la ruptura de relaciones entre los dos países vecinos anunciada por Argel el pasado 24 de agosto, el Gobierno argelino desveló que ahora el suministro se haría a través del gasoducto Medgaz, que une al país norteafricano con España.

SUMINISTRO GARANTIZADO

Tras ello, Albares aseguró en sede parlamentaria que el suministro de gas estaba garantizado, tras los contactos mantenidos tanto con las autoridades argelinas como marroquíes.

«El suministro de gas a España no está en peligro porque nuestros amigos marroquíes y argelinos quieren trabajar conjuntamente en este terreno», aseveró rotundo en el Congreso, insistiendo en que «nadie tiene que preocuparse» por este asunto en España, en pleno debate sobre el elevado precio de la luz. Desde Exteriores aseguran que estas garantías se mantienen y que «no hay ningún problema» en el suministro.

Naturgy y la argelina Sonatrach acordaron en julio la entrada en funcionamiento de la ampliación de Medgaz en el cuarto trimestre de este año. Con una inversión de 90 millones de dólares (73 millones de euros), la entrada en funcionamiento de la ampliación de Medgaz vehiculará un 25% del gas natural que se consuma en España y fortalecerá la relación estratégica entre ambas compañías.

Medgaz cumple este año una década de operaciones ininterrumpidas, confirmando así el valor estratégico de esta infraestructura para la seguridad de suministro a España.

En la actualidad, el gasoducto Medgaz es propiedad de la argelina Sonatrach (con una participación del 51%) y Naturgy (con el 49% restante, a través de una sociedad de propósito especial en la que participa BlackRock) y existe un acuerdo de accionistas que les otorga el control conjunto del gasoducto.

En cuanto al Gasoducto Magreb-Europa, que canaliza el gas argelino a través de Marruecos, entró en funcionamiento en noviembre de 1996, por lo que este año se cumplen 25 años de la inauguración de esta obra, que se ha convertido en una de las principales puertas de entrada del gas en España.

Argelia suministra a España a través de estos dos gasoductos aproximadamente el 49% del gas que consume el país. El resto se importa a través de buques metaneros y se regasifica en las plantas regasificadoras que hay en distintos puntos de la costa española.

Enagás tiene plantas de regasificación en Barcelona, Cartagena, Huelva y Gijón. Además, cuenta con el 50% de la Planta Bahía Bizkaia Gas (BBG), en Bilbao, y el 72,5% de la terminal de Saggas, en Sagunto.

LLEGADA DE PATERAS

Otro de los temas que podrían colarse en la agenda de los encuentros del ministro durante su visita a Argel es el de la inmigración, toda vez que en los últimos meses se ha producido un incremento en las llegadas de embarcaciones con migrantes a las costas españolas procedentes de Argelia, si bien no hay datos oficiales precisos.

Según los datos que publica en su web la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de las 34.861 llegadas irregulares de migrantes a España registradas hasta el 19 de septiembre, 12.528 se habían producido a través de la ruta del Mediterráneo oriental, lo que incluye las pateras que han partido tanto de Marruecos como de Argelia.

Este fue uno de los temas que trató el pasado marzo la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, con el que era en ese momento su homólogo argelino, Sabri Boukadoum. La ministra española aseguró que había «cooperación plena» por parte de Argel mientras que el argelino recalcó que su país trabaja «de manera transparente y continua con España».

Asimismo, González Laya dijo que ambos países trabajarán «para abrir vías regulares de migración a España», principalmente para estudiantes, empresarios y trabajadores, como se ha venido haciendo hasta ahora, «sin necesidad de cambiar de receta» porque esta es «la buena manera para hacerlo».