Quantcast
martes, 24 mayo 2022 3:01

El gran miedo que tiene el Real Madrid con Vinicius

-

El momento de Vinicius Jr. está siendo uno de los más importantes de su carrera, tal vez el que más; porque ha logrado convertirse en un titular indiscutible dentro de un equipo con tanta historia y grandeza como lo es el Real Madrid y con solo 21 años. Claro que para el brasileño representa mucho más, esto debido a las dificultades que ha tenido que afrontar desde su llegada a la capital de España. No solo es su precio, de 45 millones de euros, además de eso se ha tenido que enfrentar a la fama de ser un futbolista que no es considerado como un «Top»; es decir, que no está listo para la élite y por ende va a fracasar.

Con ese temor de ser una promesa que nunca llegue a nada se a tenido que enfrentar las últimas temporadas, unas en las que realmente lucía como si todos sus detractores tuvieran razón. Lo malo de Vinicius es que mostraba una calidad infinita, esa habilidad de otro nivel, su velocidad supersónica y una capacidad para desbordar y regatear al rival como pocos; el problema es que tras hacer todo eso se nublaba frente al arco y no no hacía ni un pase bueno ni tampoco chutaba bien. El miedo del Madrid era que, como tantas otras estrellas jóvenes, mostrara tanta calidad y potencial para después quedar en nada. No obstante, en esta temporada se está confirmando como un futbolista de élite. Poco a poco ha ido mejorando y quiere seguir haciéndolo; pero a diferencia de él, otros no tuvieron tanta suerte y se convirtieron en fracasos totales.

Robinho es de lo que más quiere alejarse Vinicius

Robinho / Florentino Pérez

Si hay alguien que representa todos los temores del Real Madrid con Vinicius, ese no es otro que Robinho. El brasileño llegó siendo una de las promesas más grandes de todo el fútbol de su país al equipo blanco en el 2005 y su debut frente al Cádiz no pudo dejar más encantados a todos. Sin embargo, toda esa habilidad, velocidad y desborde se combinaban con una falta de puntería increíble; de allí a que se parezca tanto a Vinicius. Pese a todo si tenía un poco más de gol, pero su amor por la vida nocturna y su irregularidad en cancha truncaron una carrera que pudo ser genial. Del Madrid saltó a otros equipos, algunos de ellos grandes (como el AC Milan) y nunca pudo brillar en ninguno. Un fracaso a toda regla.