Quantcast
lunes, 6 diciembre 2021 10:13

El caso David Valero: deportistas que consiguieron medallas olímpicas sin que nadie diera un euro por ellos

-

Para estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la delegación de España desplegó el talento suficiente para llevarse varias medallas; aunque David Valero sorprendió a propios y extraños al colgarse la presea de bronce en la prueba de ciclismo de montaña. El andaluz protagonizó una remontada que lo acabó impulsando al podio contra todo pronóstico y así obtuvo la segunda medalla española en la capital nipona. La verdad es que fue una carrera frenética en la que el ciclista pasó del puesto 22 a pelear por el tercer lugar en la última vuelta, luego de sortear la primera montonera en el momento justo.

Realmente parece increíble que David Valero se quedara con el bronce, por detrás de Flueckiger, plata, y Pidcock, oro. Cada vez parece más imposible que lo inesperado ocurra en el deporte; porque los favoritos últimamente van arrasando en las pruebas que se le cruzan al frente. Por eso impresiona que gestas como la del granadino se produzca; más en una delegación española que tenía ciertos favoritos y poco a poco se va demostrando que todos pueden dar la cara en estos Juegos Olímpicos. Gracias a eso, muchos recuerdan aquellas medallas olímpicas inesperadas en la historia del deporte español, que dejaron a todos con la boca abierta por lo impresionantes que fueron. Desde Barcelona 1992 la épica forma parte del gen español.

Craviotto y Pérez consiguen una medalla olímpica histórica

De las medallas recientes que han levantado al público con gran algarabía y sorpresa hay que contar el oro que conquistaron Saúl Craviotto y Carlos Pérez en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Claro que lo de David Valero impresionó a muchos lo inesperado que fue, pero lo que hicieron Cravitto y Pérez estuvo a la altura de un milagro; no por su falta de calidad, que la tienen y de sobra, sino por el talento de sus rivales. Ambos se impusieron en la prueba de K2 500 metros, ante la dupla alemana que era la gran favorita. En el piraguismo nadie veía una medalla para España y ellos se sobrepusieron a todas las opiniones gracias a una salida fulgurante que los hizo llevar una ventaja importante en los primeros 250 metros; después los alemanes remontaros, pero el dúo español aguantó y por centímetros se quedó con el oro.