Quantcast

Turull dice que una reunión entre Puigdemont y Junqueras «haría feliz a mucha gente»

El exconseller Jordi Turull ha asegurado este viernes que la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, debe servir para ver si hay la posibilidad de abrir una nueva etapa que debe pasar «por más libertad, amnistía y autodeterminación».

En una entrevista en TV3, 48 horas después de salir de la prisión, considera que los indultos a los presos independentistas se han concedido más por contexto que por convicción por parte del Gobierno: «Es un gesto pequeño, somos nueve de 3.000, veremos si se abre una nueva etapa».

«Hay un compromiso de explorar una nueva etapa. Pero al otro lado no hay ninguna propuesta. Todo lo que no pase porque los catalanes decidan su futuro, no arreglará nada», ha advertido Turull, que no ha recibido aún el texto completo de su indulto.

Tras asegurar que no debe hacer autocrítica ni pedir perdón, ha acusado también al Tribunal de Cuentas de actuar «con maldad e incompetencia» por cargarle –ha asegurado– gastos de acción exterior de la Generalitat desde 2011 a 2017 cuando no formaba parte del Govern que entonces encabezaba Artur Mas.

El también vicepresidente de Junts ha destacado que no renunciará a sus convicciones y que se resiste a que el miedo forme parte de su vida: «No dejaré de ir a una manifestación, y si es un delito grave, tenemos un problema».

Sobre la hoja de ruta entre Junts y ERC, Turull ha defendido que se debe actualizar y ha emplazado a preguntarse hasta donde están dispuestos a llegar «a partir de ahora».

Tras la salida de los presos independentistas, Turull ha explicado que quieren visitar al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Bélgica y al resto de personas que viven fueran de España ahora que pueden hacerlo de forma presencial.

El exconseller también ha admitido que una reunión entre el líder de ERC, Oriol Junqueras, y Puigdemont «haría feliz a mucha gente».

COMPROMISO POLÍTICO

Al estar inhabilitado para ocupar cargos públicos hasta 2030, se plantea una actividad profesional, pero ha dejado claro que en sus horas libres seguirá activo en «compromiso político».

También ha reivindicado que Junts es un partido «muy transversal y bien soldado», pese a las diferencias que puedan haber, y cree que así lo constató el secretario general del partido, Jordi Sànchez, pese a que sectores críticos impulsaran una carta pidiendo su dimisión.

«Yo estoy muy a gusto y bien en el partido, y quiero ayudar en lo que sea necesario», ha remarcado Turull, que no entrar en sus planes presentarse para ocupar la secretaría general de Junts.