Quantcast

DGT: las enfermedades por las que pueden impedirte conducir

Renovar el carnet en la DGT es un engorroso trámite por el que tienen que pasar todos los conductores a lo largo de su vida. Normalmente con una foto, el dinero de las tasas, un test psicotécnico y una revisión médica valdría para tener tu licencia de conducir durante diez años más, pero existen una serie de limitaciones si sufres según qué enfermedades o trastornos que a continuación te especificaremos.

El texto del Reglamento General de Conductores especifica todas las enfermedades que pueden afectar al conductor del vehículo mientras maneja y, por tanto, a la obtención o renovación del permiso de conducir. Con estas será obligatorio presentar “un informe favorable del médico especialista para poder llevar a cabo la renovación del carnet de conducir”.

“Sin dicho informe ningún Centro de Reconocimiento de Conductores podrá realizar la tramitación”, añade la organización. Se estima que unas 26.000 personas al año ven imposibilitada su renovación del permiso de conducir por este condicionante.

ENFERMEDADES ENDOCRINAS

De entre las enfermedades que pueden incapacitarte para que la DGT te impida conducir están el hipotiroidismo y la paratiroides, dos afecciones endocrinas que obligarán al conductor a presentar un informe de aptitud del médico con un rango de validez de entre uno y diez años. Sin él, no se podrá conducir.

Pasa algo similar con la diabetes Mellitus insulinodependiente o con medicamentos hipoglicemiantes, aunque con esta afección el permiso médico servirá, como mucho, durante cinco años. 

La DGT puede impedirte conducir con según qué enfermedades.