Quantcast

Xiaomi, Huawei, HP… Impresoras portátiles con las que imprimir desde tu móvil

Las cámaras de hoy en día son ya de otro nivel, y las fotografías están a la orden del día en cualquier cámara o smartphone. Sin embargo hay una cosa que no ha cambiado mucho en pocos años, el poder tener tus fotos favoritas en papel. Y para ello, lo mejor es apostar por impresoras portátiles para que puedas llevarla contigo a todos lados y sacar en papel todos tus recuerdos. Por ello hoy os traemos algunos consejos para elegir una buena impresora portátil y algunos de los mejores modelos que puedes encontrar.

Estos pequeños dispositivos son la mejor solución para poder imprimir todas las fotos que quieras desde tu smartphone o tableta. Y lo mejor de todo es que no necesitan cables, ya que todo funciona a través de una comunicación inalámbrica. Tan sencillo como pulsar un botón para que empiece a imprimir la foto que hayas elegido.

Además, lo mejor de estos dispositivos es contar con una compatibilidad excelente tanto con los dispositivos iOS como también en Android. Y no sólo puedes hacerlo por vinculación con tu smartphone, sino también con tu ordenador portátil. Por lo que será una opción perfecta para imprimir tus fotos favoritas junto a tus amigos o familiares, incluso desde servicios de almacenamiento como la nube.

Lo que deben tener las impresoras portátiles sí o sí

impresoras portatiles

En primer lugar, uno de los puntos más importantes a tener en cuenta en las impresoras portátiles, es que incluyan Bluetooth. Y es que la comodidad que te ofrece este sistema es la más rápida y eficaz posible, aunque tampoco es la más. También puedes hacerlo a través de la conectividad por WiFi, que mejorará mucho la rapidez, siempre y cuando tenga un acceso cercano.

También hay que pararse para fijarse en la resolución que ofrezca el modelo, ya que es otro punto muy importante. En función de la resolución que tengan, las imágenes saldrán con mejor calidad, con más precisión, etc. Pero todos ellos con factor en común de no superar un tamaño de 10×15 (ya que hablamos de impresoras portátiles). El mínimo adecuado para lograr una buena calidad de pantalla es de 300 x 300 y conseguir un buen resultado de imagen.

En cuanto a la velocidad de las impresoras portátiles, depende de cada modelo puede variar, pero lo recomendable es que no supere el minuto por impresión. Así aseguras el menor tiempo posible y que no tengas que esperar mucho tiempo. Y si además la impresora puede contener en su interior 10 hojas o más de impresión, se puede tratar de la mejor opción para no tener que estar manipulándola a menudo.