Quantcast

Vox sigue adelante con su querella contra Covite

Vox ha decidido seguir adelante con su querella contra el Colectivo de Víctimas del Terrorismo Covite por la publicación de un artículo sobre terrorismo de extrema derecha en el que se menciona a la formación de Santiago Abascal junto a otros partidos como el Frente Nacional en Francia o Amanecer Dorado en Grecia.

Vox denuncia que Covite vincula a su partido con hechos delictivos de carácter terrorista y por ello interpuso el pasado mes de septiembre ante los juzgados de Primera Instancia de San Sebastián un escrito de conciliación, previo a la interposición de querella, por el delito de injurias y calumnias.

Fuentes de la formación de Abascal han explicado que el acto de conciliación tuvo lugar este martes y, ante la negativa de Covite a retirar el artículo, Vox ha decidido seguir adelante con la querella.

Según denuncian, Covite relaciona a Vox con unos hechos que nada tienen que ver ni geográfica, ni políticamente con el partido, «mostrando una clara intención de dañar la imagen de una formación que ha condenado siempre la violencia».

«La manipulación es tan burda que llega a relacionar los crímenes de Anders Breivik con los principios políticos de Vox, a pesar de que los crímenes se cometieran dos años antes de la fundación de Vox y de que no exista vínculo alguno», ponen como ejemplo haciendo referencia al atentado perpetrado por el terrorista de extrema derecha en Noruega en el año 2011.

Vox denuncia además que el mismo informe establece también acusaciones calumniosas contra ellos al definir la ideología de esta formación, dentro del marco de un grupo de partidos europeos, como «una ideología política que se centra en uno o más de los siguientes elementos: nacionalismo, fascismo, racismo, antisemitismo, antiinmigración, machismo, nativismo y/o xenofobia».

La vicesecretaria jurídica de Vox, Marta Castro, explica que el partido, «defensor de las víctimas del terrorismo», ha dado el paso de querellarse contra una asociación que también las representa porque no está dispuesto a «consentir» que se les identifique de forma «falaz y falsa» con postulados que «no corresponden a la realidad», como los de nazismo, racismo o incluso actos terroristas.

También ha mostrado su respaldo a la querella el diputado de Vox Francisco José Alcaraz, expresidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). «Ningunas siglas, por mucho que digan representar, pueden servir para amparar el delito», sostiene.

COVITE: «LOS HECHOS NOS RETRATAN»

«Los hechos nos retratan», respondió Covite en Twitter, enlazando de nuevo el artículo del Observatorio de estudios sobre terrorismo que ha generado la polémica, redactado por Cristina y Rogelio Ariza hace ya más de un año.

En su momento, Covite ya advirtió de que no sucumbiría a presiones políticas y sostuvo que es «absolutamente falso» que haya tratado de «terrorista» a Vox, defendiendo a la vez la «seriedad y rigurosidad» de sus investigaciones.

El documento apunta que «Occidente está experimentando una nueva ola de radicalización violenta de extrema derecha» y señala que, «al mismo tiempo, Europa ha visto un aumento de los éxitos electorales para los partidos nacionalistas y de extrema derecha», entre los que incluye a Vox. «Entre otros factores, los partidos de extrema derecha han ganado apoyo como resultado de la actual crisis de refugiados y de los ataques terroristas yihadistas», sostiene.